Vista áerea de los astilleros Vulcano en la ría de Vigo
Vista áerea de los astilleros Vulcano en la ría de Vigo - VULCANO
ECONOMÍA

Vulcano confía en un acuerdo con las auxiliares para evitar la quiebra

Según el astillero, varias empresas han aceptado ya cobrar el 25% de la deuda al acabar el ferri

SantiagoActualizado:

Si nada se tuerce, Vulcano podría retomar en breve los trabajos del ferri «Villa de Teror» y esquivar la complicada situación que atraviesa. La dirección del astillero vigués anunció hoy que las compañías auxilares, a las que debe más de cinco millones de euros, están dispuestas a darle oxígeno. En un comunicado, Vulcano explica que la «mayoría de las empresas mostraron ya su interés en firmar el acuerdo» alcanzado con el Banco Santander, propietario del ferri a través de la naviera Transcantábrica.

El documento, informa Vulcano, propone que las empresas auxiliares tengan garantizado el 75% de lo adeudado y reciban el 25% cuando el astillero acabe el barco, que lleva ya varios meses de retraso en su fecha de entrega. En 2017, el Santander encargó a la factoría viguesa que completase el ferri que había quedado inacabado en unos astilleros andaluces, a cambio de 60 millones de euros. Pero Vulcano ha pedido ya varios adelantos con cargo al dinero reservado para el hito de entrega, unos 17 millones de euros, para poder terminar el ferri.

El próximo lunes el astillero ha sido convocado por el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) de la Xunta, que actúa como avalista, a una reunión en Santiago. Allí, «presumiblemente se firmará por las auxiliares e Igape el documento acordado por Trascantábrica y Vulcano», informa el astillero. La compañía resalta que la actitud positiva de la plantilla, que también ha aceptado cobrar parte de los salarios impagados cuando se entregue el ferri, «la amplia mayoría de las auxiliares y el Banco de Santander, dibujan un futuro positivo en el horizonte del astillero».

Sindicatos

El secretario de UGT en Vigo, Rubén Pérez se muestra cauto ante el anuncio de Vulcano. «Ojalá sea así, se firme el acuerdo el lunes y los trabajadores puedan cobrar los salarios adeudados», manifiesta. El sindicato apela a la «responsabilidad de todas las partes» para que se consiga desbloquearla situación. Los astilleros vigueses, que este año cumplen cien años, podrían finalizar su actividad en la ría de Vigo si no consiguen acabar el ferri. La empresa no trabaja en ningún otro buque ni tiene carga de trabajo a la vista. El astillero adeuda a la plantilla actualmente cinco nóminas más la paga extra de Navidad. A mediados de febrero, los trabajadores aceptaban el plan de pagos que les ofreció la empresa. Deberían cobrar dos de las cinco nóminas adeudadas inmediatamente y empezar a regularizar los pagos cuando se retomasen los trabajos. El resto del dinero lo recibirían una vez que se entregase el «Villa de Teror» al Banco Santander.