Interior del Auditorio Mar de Vigo el día de su inauguración en 2011
Interior del Auditorio Mar de Vigo el día de su inauguración en 2011 - SALVADOR SAS/EFE
MUNICIPAL

El rescate del auditorio en Vigo deja un agujero millonario en las cuentas

Críticas del PP y la Marea al Consistorio por afirmar que saldrá gratis a los vecinos

SantiagoActualizado:

La balanza entre ingresos y gastos se desequilibra en el Ayuntamiento de Vigo. En su último informe la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) analiza el estado de salud de las cuentas de 16 ayuntamientos de más de 250.000 habitantes en España. Concluye que solo el consistorio vigués cerrará 2018 en números rojos y señala como culpable al rescate del auditorio Mar de Vigo. El PP en la ciudad olívica explicó esta mañana que el déficit alcanzará los 30 millones de euros.

En rueda de prensa el concejal popular Miguel Fidalgo, explicó que este desequilibrio presupuestario va a suponer que las cuentas del municipio estarán intervenidas por el Gobierno central y la Xunta. Fidalgo se mostró también molesto por las explicaciones del Consistorio. En un comunicado publicado el jueves, el ejecutivo del socialista Abel Caballero sostenía que el desajuste es «más nominal que real» y que se reduce a una cuestión contable y de «nula» incidencia para los vecinos. Según el Ayuntamiento, el rescate del auditorio no le costó ni un euro a los ciudadanos y el «problema ya está resuelto».

Pero la oposición discrepa. Para Fidalgo estas declaraciones sólo se entienden porque el concejal de Hacienda «es de letras, no de números». «Se están riendo a la cara de los que religiosamente pagamos nuestros impuestos», incidió el popular para el que el problema es que «ahora va a haber que incrementar los ingresos y reducir los gastos». «Agárrense vigueses que vienen curvas, en forma de más multas y más subidas de impuestos», vaticinó Fidalgo.

Las críticas a la gestión de Caballero entorno al auditorio también llegaron desde Marea de Vigo. «Discrepamos rotundamente del comunicado que salió de la Concellería de Facenda de Vigo en el que asumían que era un tema menor. No lo es en absoluto, ya que vamos a enterrar millones de euros de dinero público tras una nefasta gestión de la que hay responsabilidades políticas», aseveró ayer su portavoz Rubén Pérez. El concejal recordó que la Marea no comparte el cumplimiento de la regla de gasto, ya que viene del cambio constitucional que prioriza el pago de la deuda frente al de las necesidades de inversión de los ayuntamientos. Sin embargo, recalcó que en esta ocasión el Consistorio la incumple «para rescatar ese cadáver que se llama auditorio Mar de Vigo, muy lejos del gasto social que necesita esta ciudad».

El pasado mes de octubre, Caballero anunciaba que el Ayuntamiento iba a pagar 35,2 millones de euros para liquidar la concesión del Auditorio Mar de Vigo tras la quiebra de su adjudicataria. El rescate llegaba doce años después de la adjudicación de un contrato para la construcción y gestión del inmueble a una empresa privada conformada por Sacyr y Caixanova. Las administraciones públicas habían puesto ya una parte del dinero que costó la obra. El Mar de Vigo debía ser la punta de lanza que relanzara el deprimido barrio de Beiramar, pero nunca logró sus objetivos pese a las diferentes ayudas públicas al proyecto.