El portavoz y líder de EnMarea, Luís Villares, ayer en rueda de prensa en el Parlamento
El portavoz y líder de EnMarea, Luís Villares, ayer en rueda de prensa en el Parlamento - MIGUEL MUÑIZ
POLÍTICA

La oposición afila sus ataques contra Feijóo por acudir a Colón

El PPdeG defiende la manifestación como un «toque de atención» a Sánchez

SantiagoActualizado:

La oposición se abalanzó ayer contra una imagen: la del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la manifestación que rebosó la plaza madrileña de Colón para exigir respeto por la Constitución y para censurar las cesiones del Gobierno de Sánchez ante los independentistas. La presencia del mandatario autonómico en la movilización, en la que además del PP y Ciudadanos también participó Vox, fue objeto de todo tipo de críticas en el arco de la izquierda. Desde En Marea, que directamente solicitó la dimisión del jefe del Ejecutivo tras adelantar el regreso de su viaje institucional en EE.UU, hasta las del BNG, cuya líder, Ana Pontón, se confesó avergonzada porque Feijóo fuera «a hacer bulto» junto a Pablo Casado.

El portavoz de los rupturistas, Luís Villares, pidió la renuncia del popular al considerar que «quien no está donde tiene que estar» debe abandonar el cargo.Se refería Villares al viaje que Feijóo hizo a Estados Unidos —concretamente a Miami y Nueva York— para promocionar la economía, los intereses comerciales y el Xacobeo 2021; y más concretamente, a su regreso a España horas antes de lo fijado para asistir a la concentración de Colón. «Si quiere ir a Madrid a manifestarse con Abascal, que lo haga todos los días que quiera, pero no puede dejar colgados a los empresarios para ir a un acto de partido», censuró. En Marea anunció que solicitaría por vía parlamentaria toda la información acerca del viaje (y el coste) realizado por Feijóo. «¿Cuánto nos va a costar la vuelta anticipada al erario público?, ¿quién va a pagar todo eso, la Xunta o el Partido Popular?», cuestionó.

Desde las filas socialistas, el portavoz en la Cámara, Xoaquín Fernández Leiceaga, tildó de «inopinado» el regreso anticipado del titular de la Xunta, pues «no tuvo que ver con atender a las demandas de la manifestación en Santiago contra los recortes en sanidad». Para el dirigente del PSdeG, Feijóo dio «carta de naturaleza» a una concepción de España, encarnada en Vox, «que niega el Estado de las autonomías como realidad positiva, que nos aleja de Europa y le pone palos en las ruedas a las políticas de convivencia y diálogo que intenta impulsar el Gobierno del Estado».

En el BNG, Pontón criticó que el popular fuera del «ganchete de la extrema derecha» mientras «se olvida de escuchar a los gallegos» que protestaron en Compostela por la situación del Sergas. «Quiero preguntarle a Feijóo si después de viajar durante una noche desde Nueva York a Madrid para salvar a España en 15 minutos, hacerse selfies con la extrema derecha y bailar esos pasodobles de ManoloEscobar, si va a tener tiempo para escuchar a los miles de gallegos que salieron a la calle para demandar que no destroce la sanidad de nuestro país», manifestó, según recoge EP.

Mientras, en el Partido Popular, su voz en el Pazo do Hórreo, Pedro Puy, chanceó con algunas de las críticas vertidas por la oposición. En el caso de Villares, Puy ironizó con solicitar al de En Marea una aclaración sobre «qué significa» su petición de dimisión, teniendo en cuenta que en la confluencia sus conflictos internos hace que se produzcan con cierta frecuencia. El popular, no obstante, aseguró que la manifestación fue un «toque de atención» al Gobierno sobre su política en Cataluña y recalcó, a preguntas sobre la relación entre PP y Vox, que con lo que se siente «cómodo» es con la «Constitución» y la España autonómica.