El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira de Política Social de la Xunta, Fabiola García, este jueves
El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira de Política Social de la Xunta, Fabiola García, este jueves - EFE
Pérdida de población

Galicia blinda la inversión en familia con una ley de «reacción» demográfica

La Xunta priorizará el impulso a la natalidad en el reparto de fondos y en sus contrataciones públicas y se personará como acusación popular en las causas de discriminación por razones de maternidad

SantiagoActualizado:

Cuatro décadas de saldos vegetativos negativos y una caída sostenida de nueve años en su cifra de nacimientos convierten a Galicia en avanzadilla del reto demográfico que se cierne sobre España y Europa y no dejan espacio para la inacción. «Aquí hay que moverse», resumió este jueves el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que reclamó una actuación decidida de todas las administraciones y puso por delante los movimientos de su ejecutivo. Galicia, anunció, será la primera autonomía en remitir a su Cámara legislativa un proyecto normativo de dinamización demográfica que blindará por ley las inversiones en políticas de familia. «No queremos ser el exponente del problema demográfico, sino un referente en la toma de soluciones», afirmó el presidente gallego.

El proyecto legislativo aprobado por la Xunta define un «campo de juego» en el que se incluyen medidas de nuevo cuño y otras ya en marcha que en adelante quedarán blindadas con su inclusión en el articulado. Así, junto a acciones como la «Tarxeta Benvida», una ayuda económica por hijo en marcha desde 2016 que ahora se aumentará en el rural, se activan otras acciones como la personación de la Administración gallega en los juicios por discriminación ligada a la maternidad/paternidad o la creación de un sello de empresas comprometidas con la conciliación.

El texto ata el compromiso de elevar año a año la inversión del Gobierno gallego en políticas familiares (actualmente en el entorno de 100 millones al año) y reúne acciones en ocho áreas de trabajo que, según las estimaciones de la Xunta, implicarán un impacto anual no menor a 700 millones de euros.

Entre las actuaciones, también se incluye la priorización de empresas con planes de conciliación en las contrataciones públicas, autobús gratuito hasta los 19 años (ya en marcha), la inclusión de la demografía en el currículo educativo y como objeto de campañas de sensibilización general (el propio Diario Oficial de Galicia publicará periódicamente la evolución del saldo de nacimientos y defunciones), el refuerzo de las ayudas para compensar excedencias o reducciones de jornada para el cuidado, la exigencia a establecimientos de nueva apertura de incluir cambiadores en aseos femeninos y masculinos, el impulso a la racionalización de horarios (adelanta el prime time del canal autonómico) o la vinculación de parte del reparto de fondos a los municipios al desarrollo de apoyos a la demografía.

En la normativa se contempla extender también a todas las escuelas de 0 a 3 años sostenidas con fondos públicos la obligatoriedad de cumplir con el calendario de vacunación infantil ( exigido ya en las de titularidad directa de la Xunta).

Recuperar a los emigrados

De acuerdo con las palabars de Feijóo, entre las actuaciones «más rápidas, más eficientes y más pragmáticas», figura la apuesta por la captación de nueva población y, singularmente, por favorecer el retorno de los gallegos que se encuentran en el exterior, alrededor de medio millón en la actualidad según las cifras actualizadas por la Xunta. Para ello se consolidará el asesoramiento para el regreso mediante la apertura de una oficina específica, y se insistirá en la difusión de oportunidades laborales en la Comunidad.

La ley inicia su trámite de exposición pública con la previsión de ser remitida en octubre al Parlamento autonómico, donde la Xunta confió en encontrar las aportaciones precisas y el consenso necesario. El texto, subrayó la consejera de Política Social, Fabiola García, inicia su camino con vocación de acuerdo, de permanencia y de transversalidad.