Exteriores de la prisión orensana de Pereiro de Aguiar
Exteriores de la prisión orensana de Pereiro de Aguiar - ABC
GALICIA

Detienen al preso que se fugó de la cárcel de Pereiro gracias a una víctima que se encaró con él

El huído trató de robar en un comercio, pero la dependienta lo amenazó con un cuchillo

SantiagoActualizado:

La sangre fría de una dependienta orensana propició el arresto de un preso fugado de la prisión de Pereiro de Aguiar desde hacía meses. El reo, de 34 años y con otras nueve detenciones a sus espaldas, entró el pasado fin de semana en una tienda de Orense pidiendo comida de gatos. Según relató la encargada del establecimiento, ella lo dirigió al pasillo donde se encontraba el producto, ante lo que él respondió que «esa no era la comida que le gustaba a su gato». Al poco tiempo el hombre regresó a la tienda vestido con ropa negra y una boina que le cubría la cabeza, y volvió a hacer la misma petición.

Pero en este caso, al regresar hacia la caja registradora el hombre exhibió un cutter y en actitud intimidatoria le exigió a la mujer la recaudación de todo el día. Lejos de asustarse, ella empuñó un cuchillo de cocina que tenía a mano y devolvió la amenaza al ladrón, que emprendió la huida. Tras este episodio ocurrido en un local comercial de la zona de A Ponte, la dependienta volvió a cruzarse con el hombre que le había intentado robar. Lo hizo dos días después en plena calle. Una coincidencia que aprovechó para llamar a la Policía Nacional aportando sus características y el punto exacto en el que lo perdió de vista.

Los agentes se trasladaron al lugar y montaron un operativo de búsqueda que culminó con la localización y detención del hombre. En su poder fue localizada una navaja y guantes de látex, por lo que los efectivos creen que se dirigía a cometer un nuevo robo. Al identificar al detenido descubrieron que era un preso fugado que tenía en vigor dos órdenes de búsqueda e ingreso en prisión dictadas por la Audiencia Provincial de Palma, así como otra de la Guardia Civil de Orense por quebrantamiento de condena, ya que el reo llevaba meses fugado de la cárcel de Pereiro de Aguiar en la que cumplía condena. Al detenido, de 34 años y natural de Orense, le constan nueve detenciones anteriores. Tras su localización fue ingresado de nuevo en prisión.

Se busca a otro reo

La captura del preso que se fugó de Pereiro conecta con otro caso de iguales características que sigue sin resolverse. Se trata de la fuga que a mediados del pasado octubre protagonizó un joven condenado a 27 años de cárcel por un delito de asesinato y por el que solo ha cumplido una cuarta parte de su condena. La fuga se produjo durante un permiso penitenciario concedido en el penal coruñés de Teixeiro. Según trascendió tras su desaparición, Iván Añón —procesado por matar a un joven de 25 años— tenía «un buen comportamiento» y se le concedían esta clase de salidas porque en 2016 el juez las aprobó después de apuntar que no estaba de acuerdo con que la Junta de Tratamiento se las hubiese denegado.