Misivas inéditas de Castelao, fechadas en 1919 en Pontevedra, parte del archivo
Misivas inéditas de Castelao, fechadas en 1919 en Pontevedra, parte del archivo - CEDIDAS

La cultura gallega, a través de sus cartas

La Casa de Galicia de Madrid acogerá este jueves la entrega del «archivo Baltar» a la Fundación Rosalía de Castro, con más de 400 documentos inéditos

VigoActualizado:

Dolores, Yago y Ernesto Baltar eran apenas unos niños cuando, coincidiendo con los veranos que pasaban en Pontevedra, escuchaban las historias de su padre, Ramón Baltar Feijóo. «Nuestra hermana nació, como Rosalía de Castro, en Santiago, y a los pocos días ya fue para Padrón», señala a ABC el pequeño de los hermanos. Los paseos por el Espolón, las tardes en el jardín y las visitas a la Casa Museo de la escritora en la localidad coruñesa de Padrón eran parte de la liturgia estival de la familia. Entonces ellos no eran conscientes de la relevancia que su apellido tiene en la cultura gallega, y de la faceta que su padre —fallecido en 2014— ejerció como «trasmisor oral y de la historia y las costumbres de Galicia», que él vivió junto al suyo, Ernesto Baltar Santaló.

Su tatarabuelo, Ángel Baltar Varela era amigo personal del matrimonio que la autora de «Cantares gallegos» formó con Manuel Murguía. A Ramón Tojo Pérez (abogado del Estado, miembro del Partido Conservador de Antonio Maura) se le reconoce como promotor de innumerables iniciativas culturales en el ámbito del «Rexurdimento» gallego. Era tío de su abuelo, y de su amistad con Castelao, los hermanos Dieste, Emilia Pardo Bazán, el marqués de Figueroa, Ortega Munilla... dan fe las más de 400 cartas inéditas que forman parte del archivo privado de Ramón Baltar Feijóo que la familia lega ahora a la Fundación Rosalía de Castro.

«A Ramón Baltar Feijóo, amigo en tercera o cuarta generación, con un abrazo», reza la dedicatoria de Camilo José Cela en la primera edición de «El gallego y su cuadrilla». Publicación que comparte espacio en una biblioteca en la casa familiar de Madrid con un ejemplar de «En las orillas del Sar», firmado con pluma y letra de Rosalía de Castro a su tatarabuelo; y otro de «Cousas», de Castelao, que el escritor, dibujante y político dedicó a Tojo Pérez. Sobre la tumba de este último el escritor y crítico español, Xosé Fernando Filgueira Valverde, llegó a decir: «Toda Galicia va en ella».

Ahora todas esas cartas de importantes escritores, políticos e intelectuales gallegos y españoles de finales del siglo XIX pasarán a formar parte de la Fundación Rosalía de Castro en Padrón. La Casa de Galicia de Madrid será testigo mañana, en el acto de entrega del archivo, de la labor silenciosa en favor de su tierra de la familia Baltar.

Misivas que cuentan la creación de la Academia Gallega y sus primeros años de andadura, la promoción de cientos de obras literarias e históricas, la colaboración y ayuda personal e institucional a Murguía, Amor Ruibal, Alejandro Pérez Lujín o Vázquez de Mella, entre un largo etcétera.

Homenaje

Cartas que reflejan por un lado la relación con escritores gallegos y otros, como Wenceslao Fernández Flórez, Luis Antón de Olmet, pero también con ministros de la época y presidentes del Consejo de Ministros, como Eduardo Dato, Castelar, Manuel y Francisco Silvela, Allende Salazar o los hermanos Gasset, «a los que Ramón Tojo recurría para que les ayudase en favor del interés de Galicia», explica Yago Baltar.

Un depósito que tiene como objetivo «que Padrón sea valorado en la historia», apunta Ernesto, allí donde antaño encontraron refugio y mecenazgo las grandes figuras de la literatura gallega. «Que sirva de homenaje a la labor realizada por Ramón Tojo y de recuerdo para nuestro padre y nuestro abuelo», concluye el pequeño de los Baltar.