Ximo Puig y Mónica Oltra, al inicio del debate este martes en las Cortes Valencianas
Ximo Puig y Mónica Oltra, al inicio del debate este martes en las Cortes Valencianas - MIKEL PONCE
Debate de Política General

Ximo Puig da el pistoletazo a las elecciones con una batería de anuncios para la próxima legislatura

El presidente de la Generalitat anuncia el inicio de obras de la T2, el funcionamiento de Metrovalencia por la noche los fines de semana y festivos, la reversión de La Marina y la llegada de nuevas empresas a la Comunidad Valenciana

VALENCIAActualizado:

El debate de política general que ha arrancado este martes en las Cortes Valencianas se ha convertido en el último gran examen a la gestión del Gobierno valenciano y en el pistoletazo de salida a las elecciones autonómicas de 2019 con el anuncio de numerosas medidas más allá de la presente legislatura. En un discurso de hora y media –más reducido que en otras ocasiones- durante una sesión que por primera vez ha sido retransmitida por Àpunt, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha reivindicado «la estabilidad, el diálogo y la honradez desde una visión superadora del partidismo» del Pacto del Botánico que sustenta al Consell después de que semanas atrás se produjera una de las crisis más importantes entre sus socios (PSPV y Compromís). El «espíritu» del acuerdo, ha remarcado, «no tiene limitación temporal, ni siquiera una electoral».

Entre los logros ha destacado la disminución de la tasa de paro al 15,6%, la generación de más de 187.000 puestos de trabajo o la reducción de la pobreza más rápido que en el conjunto de España. En materia de Educación, ha mencionado la creación de 1.801 aulas en tres años y la contratación de 6.000 nuevos profesores. En cuestión social, ha señalado que hay 70.000 dependientes que cobran sus ayudas, 30.000 personas más que en 2015. «Estamos mejor hoy porque hemos superado la hipoteca reputacional y en España ya no somos el modelo de la corrupción», ha afirmado.

Dos de los anuncios más destacados han sido en infraestructuras. Por un lado, las obras de la T2 de Metrovalencia se retomarán en el primer trimestre de 2019 en una única fase entre la calle Alicante y Nazaret. En el horizonte de 2021 tendría lugar la conexión de Nazaret con el puerto de Valencia mediante tranvía. Por otro, Metrovalencia abrirá por las noches durante los fines de semana y los festivos a partir de final de año.

Continuando con el proceso de reversión de los hospitales, Puig acelerará el de la Marina, que pasará a manos de la Generalitat antes del final de la legislatura al igual que ha ocurrido con el departamento de la Ribera. Igualmente, se ha comprometido a un acuerdo para la reducción de las listas de espera, que actualmente se encuentra en 90 días.

El Consell también impulsará una estrategia para la Economía de la Inteligencia Artificial, un contexto en el que «será decisivo el Distrito Digital» como ‘cluster’de la nueva economía». Dos empresas se residenciarán en él: Indra, con una previsión de 500 trabajadores hasta 2019, y Accenture, con una previsión de más de 2.000 profesionales en los próximos tres años. Igualmente, se ampliará Parc Sagunt en más de 600.000 metros cuadrados para atender la demanda.

Otros de los anuncios han sido la compra por parte de la Generalitat del pico del Penyagolosa, en Castellón, actualmente de titularidad privada y la segunda cumbre más alta de la región; un plan contra la burbuja de alquiler con beneficios fiscales para los propietarios que moderen el precio; un Plan Estratégico de Turismo con horizonte 2025; la ampliación norte del Puerto de Valencia con mil millones de inversión; o la creación de un banco de ADN para víctimas del franquismo.

Puig ha abordado durante su intervención la cuestión territorial. En su opinión, la crisis de Cataluña «ya no puede ser más una excusa para paralizar todas las reformas territoriales que necesita el conjunto de España», por lo que aboga por reformar «un Estado de las autonomías agotado». Asimismo, ha exigido formalmente al presidente del Senado que «abandone el bloqueo fraudulento de una institución al servicio de sólo un partido» y que dé voz «a quien corresponde (las autonomías)». «Si el PP ha invitado al presidente Torra a comparecer, que deje de bloquear que el presidente de los valencianos lo haga», ha reclamado.

Sobre la financiación autonómica, ha comentado que la actitud de su Gobierno «ha sido siempre la de lealtad reivindicativa y con el nuevo Ejecutivo de España también»: «Las medidas transitorias son avances pero insuficientes. El objetivo es una financiación justa, pero el problema valenciano va más allá, por lo que hemos acordado revisar los recursos de inconstitucionalidad vigentes por el anterior Ejecutivo. La Comunidad Valenciana tendrá un posicionamiento de bilateralidad no excluyente». Para transmitir todas estas peticiones, se reunirá la primera semana de octubre con Pedro Sánchez con el objetivo de «avanzar en el cumplimiento de la agenda valenciana».

Puig ha reivindicado el liderazgo de la Comunidad Valenciana como «región europea abierta al mundo» con los ejemplos del viaje a Japón, la misión comercial en Canadá o la recepción del buque Aquarius. En este sentido, ha señalado que trabaja para que la sede del instrumento europeo de cooperación mediterránea resida en Valencia.