Imagen de Ribó tomada este domingo en la cabalgata de las «Magas» republicanas
Imagen de Ribó tomada este domingo en la cabalgata de las «Magas» republicanas - ROBER SOLSONA

San Vicente MártirRibó planea suprimir la festividad del patrón de la ciudad porque los valencianos no la «aprovechan»

El alcalde sostiene que la cercanía del 22 de enero con las fiestas navideñas justifica el cambio en el calendario laboral

VALENCIAActualizado:

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha retomado su idea de suprimir la festividad del patrón de la ciudad, San Vicente Mártir, con el argumento de que «coincide con la cuesta de enero y los valencianos la aprovechan muy poco». Este año, el 22 de enero ha caído domingo, por lo que no ha habido lugar al debate. La festividad laboral se ha trasladado al 17 de marzo, en plena semana de Fallas.

Sin embargo, el dirigente de Compromís pretende seguir adelante con sus planes de eliminar el día de San Vicente Mártir del calendario festivo de la ciudad. En una entrevista con la Cadena Ser, Ribó ha explicado que algunas «organizaciones empresariales» le han reclamado el cambio de festividad. El alcalde ha señalado que la proximidad del 22 de enero con fechas de gastos para los ciudadanos como la Navidad o la Nochevieja justificaría el cambio.

De acuerdo con la información difundida por el Ayuntamiento de Valencia en su página web, la tradición marca que «la mañana del 22 de enero la actuación de dolçainers precede la celebración de una misa solemne en la Parroquia de San Vicente. Al término de la misma tiene lugar una procesión general dedicada al Santo que recorre parte de los lugares donde, según la tradición, recibió martirio».

Imagen de la procesión en honor a San Vicente Mártir
Imagen de la procesión en honor a San Vicente Mártir - ROBER SOLSONA

Con todo, más allá de los factores económicos, la iniciativa se encuadra en el «giro laicista» que ha imprimido Ribó a la gestión del Ayuntamiento. De hecho, el alcalde ha optado por no participar en las procesiones en honor al patrón ni en las de la Semana Santa Marinera. Por contra, ha tomado parte de otras iniciativas como la cabalgata de las «Magas» republicanas.

«Laicismo fiscal»

En este sentido, Ribó ha anunciado este jueves que planteará al resto de alcaldes que asistan a la conferencia convocada los días 16 y 17 de febrero en Valencia el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los edificios de todas las confesiones religiosas que no estén destinados al culto ni a asistencia social.

Ribó ha explicado que se trata de una propuesta para hacer pagar el IBI a todas las religiones de los edificios que vayan destinados a usos empresariales como «se hace a cualquier otra empresa». Ribó ha señalado que se trata de «un bello objetivo» aunque saben que «no es fácil» por las leyes de Mecenazgo y del Concordato.