La especialista Ana Lluch, durante la jornada de este viernes en Valencia
La especialista Ana Lluch, durante la jornada de este viernes en Valencia - EFE
Valencia

Relacionan menos embarazos con más incidencia del cáncer de mama

La jefa de Oncología del Hospital Clínico de Valencia advierte del aumento de casos por el retraso de la maternidad

VALENCIAActualizado:

La jefa del servicio de Oncología del Hospital Clínico de València, Ana Lluch, ha advertido de que el retraso de la maternidad en España hace que el cáncer de mama sea cada vez más frecuente en mujeres que no han tenido su primer embarazo y que ven mermada su capacidad reproductiva.

Ana Lluch ha intervenido como ponente en la I Jornada de Medicina Reproductiva sobre Preservación del Fertilidad organizada en Valencia por el hospital Quirónsalud, en la que ha abordado el manejo terapéutico del cáncer de mama y la preservación de la fertilidad.

"Las mujeres enfermas de cáncer de mama cada vez son más jóvenes", ha destacado, y ha explicado que, aunque la mortalidad no es alta en este tipo de cáncer (es menor del 15% de los casos diagnosticados), 50.000 mujeres de menos de 40 años son diagnosticadas de cáncer de mama cada año y su incidencia va en aumento en Europa.

Ha subrayado que en torno al 10% de los cánceres de mama se dan en mujeres menores de 40 años, lo que, unido a que "la maternidad se ha retrasado en la sociedad española con la incorporación de las mujeres al mundo del trabajo", es la causa de que "cada vez más se pueden dar casos de cáncer de mama en mujeres que aún no han tenido su primer embarazo".

La jefa de Oncología del Clínico ha asegurado que esta enfermedad causa "un impacto emocional enorme, y conlleva decisiones terapéuticas complejas, porque los tratamientos afectan a la fertilidad y la vida sexual".

Influye en la fertilidad

Ha detallado que, aunque solo entre un 3 y un 7 % de las mujeres que se someten a tratamientos oncológicos tendrá un embarazo posterior, el tema de la fertilidad es "una preocupación mayor" para el 40 % de las mujeres con cáncer de mama.

"Los tratamientos de preservación de la fertilidad ayudan emocionalmente a las mujeres con cáncer, porque les dan la seguridad de que pueden vivir muchos años, de que pueden tener un embarazo posterior, de que pueden ver crecer a sus hijos", ha asegurado.

Por ello, se ha mostrado convencida de que "toda paciente de 14 a 40 años que vaya a recibir quimioterapia debería recibir consejo de un experto en preservación de la fertilidad antes del tratamiento", y ha instado a los médicos a dar información a las pacientes sobre estos tratamientos para que se puedan coordinar con los oncológicos, como la qumioterapia.

Ha asegurado que la quimioterapia "es un tratamiento a extinguir", y ha vaticinado que en unos años "usaremos terapias dirigidas", con la ayuda de instrumentos como las plataformas genómicas, que permiten estudiar si se trata a la paciente con quimioterapia o no y aspectos como la incidencia del tratamiento en la fertilidad.

En este sentido, el director de la Unidad de Medicina Reproductiva de Quirónsalud Valencia, Javier Díaz, ha asegurado que el futuro de la medicina reproductiva y de la preservación de la fertilidad es la criobiología o la congelación de embriones, ovocitos y semen.

Díaz ha anunciado asimismo que el servicio de Oncología Médica de Quirónsalud va a ofertar la posibilidad de preservar sus ovocitos de forma gratuita a las mujeres que estén siguiendo una terapia oncológica en el hospital.

La Jornada de Medicina Reproductiva, ha añadido, nace con vocación de ser un encuentro anual en el que se traten aspectos concretos relacionados con "un tema multidisciplinar" como es la fertilidad y la reproducción asistida.