Imagen de la audiencia del Papa. A la derecha, el cardenal Cañizares
Imagen de la audiencia del Papa. A la derecha, el cardenal Cañizares - ABC
Sociedad

El Papa agradece a la Diócesis de Valencia la acogida de los inmigrantes del Aquarius

Francisco recibe en audiencia privada al cardenal Cañizares

VALENCIAActualizado:

El Papa ha agradecido a la Archidiócesis de Valencia su labor en la acogida de los 629 inmigrantes rescatados por el Aquarius que llegaron al puerto de la localidad el pasado mes de junio.

"Deseo agradeceros todo lo que hacen en esa Archidiócesis en favor de los más necesitados, en particular por la generosidad y grandeza de corazón en la acogida a los migrantes. Todos ellos encuentran en ustedes una mano amiga y un lugar donde poder experimentar la cercanía y el amor", ha destacado el Pontífice en un discurso ante el arzobispo de la ciudad española, cardenal Antonio Cañizares Llovera, a quien ha recibido previamente en privado en el Palacio Apostólico del Vaticano.

"Gracias por este ejemplo y testimonio que dan, muchas veces con escasez de medios y de ayudas, pero siempre con el mayor de los precios, que no es el reconocimiento de los poderosos ni de la opinión pública, sino la sonrisa de gratitud en el rostro de tantas personas a las que les han devuelto la esperanza", ha agregado.

Francisco ha aprovechado su alocución para enumerar las características que debe tener un buen sacerdote y, entre ellas, precisamente ha destacado la capacidad para seguir "llevando la presencia de Dios a tantas personas que la necesitan". "Este es uno de los desafíos del sacerdote hoy", ha argumentado el Papa.

Asimismo, ha invitado a los presentes a permanecer "libres de toda mundanidad" porque, según ha alertado, esta realidad "va enredando" al tiempo que "va alejando de Dios y de los hermanos" creando "esclavos".

"De ahí viene gran parte del anti-testimonio. Podemos preguntarnos: ¿Cuáles son nuestras verdaderas riquezas? ¿Dónde tenemos puesto el corazón? ¿Cómo buscamos colmar nuestro vacío interior? Respondan en su interior y pongan los medios para que siempre se reconozcan pobres de Cristo, necesitados de su misericordia, para dar testimonio ante el mundo de Jesús, que por nosotros se hizo pobre y nos enriqueció con su pobreza", ha añadido.

Durante su discurso, el Papa ha elogiado la figura de san Vicente Ferrer de quien este año se celebra el jubileo y ha destacado que se empeñó con todas sus fuerzas por la unidad en la comunidad eclesial.

"Este santo propone a los sacerdotes tres medios fundamentales para conservar la amistad y la unión con Jesucristo: el primero es la oración, como alimento de todo sacerdote; el segundo, la obediencia a la vocación de la predicación del Evangelio a toda criatura; y el tercero, la libertad en Cristo, para poder así beber el cáliz del Señor en cualquier circunstancia", ha incidido.