Educación

El modelo educativo del tripartito: recorte en la concertada e inmersión lingüística en valenciano

La planificación escolar incluye la pérdida de aulas en centros concertados y nuevas líneas en lengua valenciana

VALENCIAActualizado:

Las consecuencias del primer arreglo escolar puesto en marcha por la Conselleria de Educación que dirige Vicent Marzà suponen un recorte de aulas en la concertada y una apuesta clara por la enseñanza en valenciano en la pública.

Así se desprende de los datos presentados ayer por el conseller sobre la planificación para el próximo curso 2016-17 en la Comunidad Valeciana. Ésta prevé la creación de 404 nuevas aulas tanto en centros públicos como concertados. Sin embargo, por primera vez estos últimos se ven perjudicados desde el curso 2011-12.

En los públicos, la previsión es abrir 496 unidades y suprimir 81, mientras que en los concertados se abrirán 20 aulas y se cerrarán 31 (perdiendo así 11). El criterio que se ha seguido es calcular la ratio media de los centros públicos del municipio y restarle dos puntos. En el caso de que la cifra de alumnos de esa aula fuera menor, se aboga por la supresión.

«Pretendemos acabar con los recortes ideológicos del pasado y fomentar el crecimiento en la educación de calidad y la igualdad de oportunidades», recalcó Marzà. Aun así, indicó que no se ha dado ningún caso en el que se haya decidido cerrar un aula en un centro concertado por pensar que la demanda se pueda cubrir solo con colegios públicos.

El PP se mostró crítico ayer con este arreglo escolar y la portavoz de Educación del grupo popular en las Cortes, Beatriz Gascó, lo calificó de «ataque a la libertad» dado que «provoca la pérdida de aulas de la concertada por primera vez obviando por completo la demanda de las familias». Su partido, señaló, estudiará denunciarlo ante los tribunales al considerar que «tanto los criterios de planificación como la voluntad de las familias se están viendo vulneradas».

Modelo lingüístico

Aunque la Conselleria todavía no ha dado detalles sobre el nuevo modelo de plurilingüismo, Escola Valenciana anunciaba ayer que, según los datos que ha recopilado, procedentes de los ofrecidos por Educación, el próximo curso se abrirán 323 aulas para el Programa Plurilingüe de Enseñanza en Valenciano (PPEV), una cifra que considera «importante».

Del total de 495 nuevas líneas, 323 serán del PPEV, lo que supondrá 12.375 vacantes, de las cuales 8.075 son para docentes que darán clase con la metodología en valenciano.

Desde la entidad destacaron que la mayor apertura de líneas en valenciano en la escuela pública tendrá lugar en la provincia de Valencia, con 2020 aulas en la lengua vernácula, mientras que en Castellón habrá 83 nuevas y en Alicante 38. «Vamos hacia el modelo de escuela que queremos», celebraron.