Cartel de la convocatoria
Cartel de la convocatoria - ABC
Valencia

Grupos vinculados a la CUP pedirán la independencia de los países catalanes en la marcha de la financiación

Poble Lliure se suma a la manifestación oficial organizada por los sindicatos el 18 de noviembre con el lema «Frente al expolio del Estado: Independencia»

VALENCIAActualizado:

La corriente interna de la CUP Poble Lliure ha difundido a través de redes sociales y de su página web la convocatoria de una manifestación unitaria para el próximo 18 de noviembre en Valencia con el lema «Front a l'espoli de l'Estat: Independència». Ésta partirá a las 18.00 horas de la calle Guillem de Castro, sumándose así a la manifestación oficial contra la infrafinanciación de la Comunidad Valenciana organizada por los sindicatos CCOO y UGT con el apoyo de PSPV, Compromís y Podemos.

También se han adherido otras organizaciones, como la CEV (la patronal de los empresarios valencianos), la Unió de Llauradors, el CSIF, Intersindical, el Sindicato Independiente, Acció Cultural del País Valencià, la Plataforma de Afectadas por la Hipoteca PAH o la Plataforma pel Dret a Decidir del País Valencià. La ausencias más destacadas serán las del PP y Ciudadanos.

El manifiesto oficial critica que la infrafinanciación y la infrainversión de la Comunidad Valenciana supone una discriminación de 1.600 millones de euros, con una renta per cápita inferior en 12 puntos a la media española. Por ello, reclaman al Gobierno central un cambio del modelo de financiación, un reparto racional de las inversiones y un reconocimiento de la deuda histórica.

La convocatoria de Poble Lliure para sumarse a la marcha va más allá. Según expresan, «las estructuras autoritarias, centralistas y expoliadoras del franquismo han continuado ejerciendo un dominio social, político y económico del País Valenciano». Por este motivo, hacen suyas «las críticas a la Transición realizadas por el independentismo de combate y la izquierda radical denunciando la falta de ruptura con el franquismo». El «atado y bien atado» del dictador, señalan, «impera en el Estado español, sustentado en la violencia de grupos fascistas en la calle, la manipulación de los medios de comunicación españoles y la imposición autoritaria de los partidos del régimen y su aparato represivo jurídico y policia, negando el derecho a decidir nuestro futuro como pueblo».

La corriente de la CUP explica que la valenciana es «una nación expoliada por parte del Estado» y, ante la exigencia social de una mejora de la financiación, «las organizaciones revolucionarias» han de «movilizar y organizar a las clases populares para construir una estrategia nacional compartida y autocentrada en el País Valenciano» para «la emancipación social y la liberación nacional».

Su objetivo, señalan, es «crear un espacio para trabajar conjuntamente en reconocer al País Valenciano como sujeto político» mediante una «hoja de ruta compartida que ponga el derecho a decidir en el centro de la política valenciana».

Así, llaman a sus bases a movilizarse el próximo 18 de noviembre para dar a la manifestación «un carácter soberano y rupturista con el régimen del 78». «Seguiremos trabajando para la independencia, el socialismo y el feminismo en el País Valenciano hacia la confederación de los Países Catalanes», concluyen.