Iagen de archivo de un teléfono móvil con varias aplicaciones
Iagen de archivo de un teléfono móvil con varias aplicaciones - ABC
Sucesos

Cae un grupo de Whatsapp de 300 miembros con 16.000 archivos de pornografía infantil

El administrador de la red fue detenido por la Policía Nacional en Alicante

ALICANTEActualizado:

Los agentes analizaron más de 52.000 mensajes y 16.000 archivos hasta que detectaron a todos los integrantes del grupo.

La Policía Nacional ha desmantelado una red de distribución de pornografía infantil a través de Whatsapp en la que presuntamente participaban 300 personas. El administrador fue arrestado en la provincia de Alicante, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

La operación 'Cuna' ha concluido con la detención de siete personas, seis de ellas menores de edad, por supuestamente intercambiar archivos de extrema dureza a través de ésta aplicación. También se han abierto diligencias contra un menor investigado no detenido y otro inimputable.

Una denuncia en Zamora fue el punto de partida de una investigación que se ha prolongado durante un año y arrancó cuando un particular dio el aviso de que a través de la 'app' de mensajería se distribuía un vídeo especialmente duro de abusos sexuales a un menor de corta edad.

Tras las pesquisas, los investigadores identificaron al autor de la distribución de ese archivo y le arrestaron en una localidad de Zamora.

Las labores de análisis fueron arduas ya que hubo que analizar más de 52.000 mensajes y 16.000 archivos, consiguiendo identificar al resto de investigados. Los agentes detectaron unas 300 personas, muchos de ellos menores de edad, que enviaban y solicitaban archivos o enlaces a otros usuarios del grupo.

El grupo UFAM de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Zamora localizó y detuvo al administrador del grupo en la provincia de Alicante. Los agentes registraron su vivienda y localizaron numerosos archivos de pornografía infantil y terminales telefónicos relacionados con los hechos.

El resto de detenidos e investigados fueron localizados en diferentes puntos del país, como Madrid, Sevilla, Murcia, Huesca, Jaén o Mallorca, donde también se intervinieron numerosos terminales telefónicos y dispositivos electrónicos, a través de los que podrían haber tenido acceso a los contenidos ilegales y con los que han distribuido las imágenes.