Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Alicante
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Sucesos

El drama de un niña alicantina violada por el novio de su madre durante cuatro meses

El pederasta ha sido condenado a más de catorce años de cárcel por abusos sexuales continuados

Actualizado:

Una pesadilla de cuatro meses de tocamientos, felaciones, masturbaciones y penetraciones perpetrada por el novio de su madre. La Sección Primera de la Audiencia de Alicante ha condenado a 14 años y 3 meses de cárcel a un pederasta que agredió sexualmente de forma continuada de una niña de 11, hija de su entonces compañera sentimental.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, declara probado que el pederasta, Pedro H.S., sometió a la menor durante cuatro meses, el tiempo que duró su relación con la madre, a tocamientos, felaciones, masturbaciones y penetraciones «en contra de su voluntad».

El primero de esos hechos se produjo el 5 de enero de 2012 el salón del domicilio familiar, ubicado en Villena (Alicante) y en el que él pernoctaba algunos días, cuando besó a la pequeña y le manoseó la vagina.

«A partir de ese día -según el tribunal- los episodios de naturaleza sexual se repetían cada dos o tres días en el domicilio del acusado, donde la menor accedía a acompañarlo y realizar los favores sexuales que le requería por miedo a que se lo contase a su madre».

Así, aunque no le pegó, el procesado sí «empleó la fuerza física» contra la pequeña «para agarrarla de los brazos o de las manos y tumbarla en el sofá», así como también para «llevarla a la cama y desnudarla«, pues ella se resistía.

La víctima desveló que había sufrido estos abusos en noviembre de 2014, cuando tenía ya 14 años, a su profesor de primer curso de ESO, y se lo contó después a su madre, que interpuso la denuncia.

La Audiencia ha condenado ahora al pederasta a 14 años y 3 meses de cárcel, a 17 años de alejamiento y a 7 de libertad vigilada, así como a indemnizar a la víctima con 10.000 euros.