Imagen de Carmen Montón durante su visita a un hospital de Valencia
Imagen de Carmen Montón durante su visita a un hospital de Valencia - ROBER SOLSONA
POLÍTICA

Las denuncias por «enchufismo» abren una crisis entre Compromís y PSPV en el Gobierno valenciano

Oltra carga contra la consellera de Sanidad por el fichaje de su marido por la Diputación de Valencia

Los socialistas recuerdan que los nacionalistas han colocado a la pareja de Joan Ribó como asesora

VALENCIAActualizado:

Crisis en el seno del Gobierno de coalición que preside Ximo Puig. El nombramiento del marido de la consellera de Sanidad, Carmen Montón, como gerente de la empresa mixta de aguas de la Diputación de Valencia Egevasa ha abierto la primera grieta entre los socios del Consell que firmaron el Pacto del Botánico (PSPV ty Compromís con el respaldo de Podemos) tras el conato de división generado por la subvención directa concedida a Carns de Morella S.L., una empresa fundada por el jefe del Ejecutivo autonómico.

De hecho, la vicepresidenta de la Generalitat y líder de Compromís, Mónica Oltra, reprochó a Montón (miembro de la ejecutiva federal del PSOE) el nombramiento de su cónyuge, Alberto Hernández Campa, en una administración presidida por el socialista Jorge Rodríguez: «La mujer del César tiene que ser honrada y parecerlo, y el marido también».

Según «Valencia Plaza», según las cuentas anuales de 2014 el marido de la consellera percibirá un sueldo bruto de 132.000 anuales (de acuerdo con las cuentas de 2014), prácticamente el doble que el presidente de la Generalitat y mucho más también que el presidente del Gobierno. Mariano Rajoy gana 78.996 euros brutos al año. Ximo Puig percibe unos honorarios en función de su cargo de jefe del Consell de 67.615,92 euros brutos anuales. Con todo, fuentes de la Diputación citadas por «Las Provincias» sostienen que cobrará un sueldo de 59.000 euros brutos anuales frente a los 132.000 que percibía su antecesor.

La designación del marido de Montón se aprobó en el consejo de administración de Egevasa celebrado ayer. Una noticia que, a juicio de Oltra, «no debería haberse producido tal como se ha producido».

Hernández Campa llega a la dirección de la empresa participada por la corporación provincial tras haber sido asesor del Ejecutivo de Castilla-La Mancha en la etapa de José Bono y presidente de Juventudes Socialistas. Es empleado de banca, licenciado en Económicas y Empresariales y cuenta con un Máster en Derecho Comunitario.

Pese a este currículo, Oltra incidió en que cuando uno está en política tiene «determinadas limitaciones y determinadas implicaciones familiares con las que se ha de contar». «Igual que somos honorables por el cargo», los familiares de políticos deben tener «limitaciones al desarrollo de sus carreras profesionales» aunque «a veces sea injusto» .

Además, recordó que el segundo eje del pacto de gobierno en la Generalitat se refiere a la transparencia y la ética pública, y habla «de lo que es ético y estético».

Imagen de Mónica Oltra tras el pleno del Consell
Imagen de Mónica Oltra tras el pleno del Consell - ROBER SOLSONA

Mientras, para Montón no existe problema en el nombramiento de su marido ya que que se trata de "ámbitos competenciales distintos y de administraciones distintas".

En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, Montón se ha pronunciado así al ser preguntada por su opinión tras las palabras de la vicepresidenta del Consell.

Carmen Montón atribuyó las críticas de Oltra al periodo postelectoral y dijo que "estamos ante un panorama incierto, pero esto pasará y recuperaremos la normalidad" y ha incidido en que "en todo caso son ámbitos competenciales distintos y de administraciones distintas".

Desde las filas socialistas se recordaron casos de posibles «enchufes» en Compromís, como el nombramiento como asesora en la Conselleria de Sanidad de la pareja del alcalde de Valencia, Joan Ribó.

Recurso por la directora de La Fe

En paralelo, la sección segunda de la sala de los Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha nombrado a una magistrada ponente para la instrucción de la demanda presentada por la candidata que fue descartada por la Conselleria de Sanidad, dirigida por Carmen Montón, para asumir la gerencia del hospital de La Fe, en beneficio de la exsenadora del PSC y compañera de partido de la consellera Mónica Almiñana.

La doctora Mayte Lázaro registró un contencioso administrativo ante el TSJ el pasado día 11 para que anule la elección de la socialista. El alto tribunal ha dado curso a la demanda, en la que la doctora pide que el Tribunal reclame el expediente completo de la designación de Almiñana para acceder al mismo.

El PP denunció que Carmen Montón «ya tiene a su alrededor dos nombramientos sospechosos en solo seis meses» en relación a la designación en La Fe y a la de su marido como gerente de Egevasa.