Vídeo: Torra rompe relaciones con el Rey, pero asistirá a los Juegos Mediterráneos - EP

Quim Torra «rompe» con la Monarquía pero acudirá a la inauguración de los Juegos

El presidente de la Generalitat decide a última hora asistir a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo en Tarragona

BARCELONAActualizado:

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, asistirá a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo en Tarragona. Allí se encontrará por primera vez con el Rey Don Felipe y con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El máximo responsable del Gobierno catalán lo ha anunciado este mediodía en una declaración institucional en la que también ha aprovechado para anunciar que la Generalitat rompe a partir de hoy sus lazos con la Casa Real.

«Hoy estaré. Los Juegos se hacen en Tarragona, en Cataluña. Se han organizado y pagado sobre todo desde nuestro país. Estaremos porque de nuestra casa, no echarán al Gobierno de nuestra casa. Nunca más la presencia del Monarca no condicionará nuestras decisiones», ha agregado el presidente desde el Palau de la Generalitat, donde ha comparecido para justificar su decisión.

Torra ha aprovechado su comparecencia, que ha realizado con un tono duro y un semblante serio y agresivo, para señalar que a partir de este momento, el Gobierno catalán «no asistirá a ningún acto convocado por la Monarquía española». Asimismo, ha aseverado que el Ejecutivo autonómico «no invitará al Rey» en sus actos. Por otra parte, Torra ha anunciado su renuncia al cargo de vicepresidente honorífico de la Fundación Princesa de Gerona.

Finalmente, el presidente catalán ha avanzado que durante su primer encuentro con el Jefe del Estado -al que esta semana mandó una carta conjunta con los expresidentes Artur Mas y Carles Puigdemont- le entregará un informe del «Síndic de Greuges» (una suerte de Defensor del Pueblo) sobre las cargas policiales para reprimir el referéndum ilegal del 1-O.

La decisión de Torra hace subir un peldaño más la tensión institucional entre la Generalitat y el Estado. Sin embargo, dicha escalada perjudica de forma irreversible el desarrollo de eventos tan relevantes como el Mobile World Congress -en cuya cena inaugural Felipe VI tuvo que encajar las malas caras del presidente del Parlament, Roger Torrent, (ERC)- o los Juegos del Mediterráneo, que tendrán lugar en Tarragona entre el 25 de junio y el 1 de julio.