Puigdemont, en el Parlament, este miércoles - EFE

Puigdemont se someterá a una cuestión de confianza tras el veto de la CUP a los Presupuestos

El presidente catalán arremete contra los antisistema por traicionar la confianza de los soberanistas pero vuelve a ponerse en sus manos pasado el verano

BARCELONAActualizado:

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado esta tarde que a la vuelta del verano se someterá a una cuestión de confianza que clarifique con qué mayorías cuenta el proceso soberanista, una vez que esta tarde la CUP ha confirmado su veto a los Presupuestos.

Tras producirse la votación, en la que como de manera previsible, la CUP ha sumado sus escaños a los del resto de partidos de la oposición, lo que ha impedido el inicio de la tramitación de la ley, y por tanto su devolución al Govern, el presidente catalán ha hecho un durísimo alegato contra la CUP, reconociendo que «en estas condiciones no podemos continuar».

«Cuando un gobierno pierde la confianza no puede seguir gobernando», ha asumido Puigdemont. «No puedo seguir gobernando como si tuviese la misma mayoría con la que fui investido«, ha proseguido el presidente, que ha anunciado, por ello, que no piensa «administar las migajas de un presupuesto ya prorrogado».

Al respecto, y tras arremeter contra una CUP que «ha decepcionado las esperanzas de millones de personas», Puigdemont ha reconocido que sobre la mesa está la posibilidad de disolver la cámara y convocar nuevas elecciones, algo no obstante que por plazos legales no podría hacerse antes del mes de agosto. Por ello, y tras reemprenderse el curso político tras el verano, Puigdemont se someterá a una moción de confianza que, ahora sí, una vez más, volverá a poner el futuro de ejecutivo de Junts pel Sí en manos de los anticapitalistas.

La idea de la moción de confianza fue de hecho una propuesta que el expresidente Artur Mas ya propuso en su momento a la CUP durante las negociaciones para su investidura, una idea que cayó en saco roto después de que los antisistema exigiesen su renuncia.