Antonella, con Messi recientemente en un acto
Antonella, con Messi recientemente en un acto

Shakira y Antonella: los momentos opuestos de las «chicas» del Barça

Las vidas de las mujeres de Lionel Messi y Gerard Piqué parecen haber dado un vuelco en 2018

BARCELONAActualizado:

Son dos de las WAGs más famosas del universo del F. C. Barcelona y, por ende, son visitantes asiduas al Camp Nou, desde cuyas gradas alientan a sus parejas con la pasión propia de las latinoamericanas. Las vidas de las mujeres de Lionel Messi y Gerard Piqué parecen haber dado un sorpresivo vuelco en el último año, aunque no precisamente en la misma dirección. De junio de 2017 a esta parte, la joven rosarina logró convertirse en empresaria gracias a su alianza con el diseñador de calzado argentino Ricky Sarkany en el lanzamiento de su primera tienda dentro de la Ciudad Condal. Se casó con su amor de toda la vida y, además, dos meses atrás fue madre por tercera vez, gracias a la llegada al clan del pequeño Thiago Messi. En su última aparición pública en el Centro Modernista de San Pablo con motivo del desfile de la diseñadora catalana Rosa Clará, adelantó a los medios que luego irán a por una nena.

En cambio, en el último semestre la vida de la cantante colombiana parece haber girado exactamente en el sentido opuesto al de Roccuzzo: desde finales del año pasado, sus días estuvieron plagados de fuertes acusaciones a partir de que saliera a la luz la millonaria deuda que mantiene con el fisco español. Si bien la barranquillera intentó calmar las aguas con el pago de 20 millones para saldar una parte de la cuantiosa suma, en lo que va de este año su nombre figura en los medios casi exclusivamente vinculado a problemas judiciales y personales.

Consagración de Antonella

Un año atrás poco se sabía de la argentina Antonella Roccuzzo, además de que era la mujer del delantero azulgrana y una madre de familia con dos hijos (Mateo, de dos años y Thiago, de cinco). Sin embargo, la joven de bajo perfil a quien apenas se le conoce la voz empezó a figurar en los medios de comunicación y a brillar con luz propia. Sus apariciones públicas dejaron de limitarse a ser la compañera Messi a medida que éste recibía balones de oro.

Exactamente un año atrás, en mayo de 2017 la WAG dio sus primeros pasos en el mundo de los negocios. Y un mes más tarde, en junio dio el «sí quiero» frente al altar en su Rosario natal junto a «La Pulga», tras más de una década de relación. Semanas después, la argentina y su amiga y socia en el negocio Sofía Balbi -esposa de Luis Suárez- comenzaron la promoción de la firma Sarkany Barcelona, utilizando como modelos nada menos que a algunas de las estrellas del campo de juego del club catalán.

Mientras todo parece motivo de celebración en la primera mitad de 2018 para Roccuzzo, la mujer de Piqué corre otra suerte. La colombiana no ha logrado atravesar un bimestre sin que algún escándalo mediático la tuviera como protagonista. Ya a finales del año pasado la artista anunciaba a través de un comunicado en su cuenta de Instagram que se veía obligada a hacer una cancelación de su gira mundial El Dorado World Tour -que recién logró retomar en los días que corren- debido a un problema en sus cuerdas vocales.

Sin embargo, no fue hasta la segunda mitad del pasado enero cuando comenzó el verdadero problema para Shakira, cuando se hizo pública la acusación del fisco español de haber evadido el pago de Hacienda entre los años 2011 y 2014, período en que la cantante fijó su residencia fiscal en Bahamas.

Como si este combo no fuera suficientemente explosivo para la estrella de la canción, los rumores de separación del futbolista culé se fueron intensificando con el avance de los meses, algo que ambos intentaron frenar a través de la publicación de tiernas imágenes en sus redes sociales sin mucho éxito.

Si bien se les ha visto recorriendo abrazados las calles de Barcelona, los medios insisten en que ambos aguardan el momento preciso para anunciar su divorcio de manera pública.

El vínculo entre las mujeres de Messi y Piqué nunca se caracterizó precisamente por su fluidez, ya que Roccuzzo es muy amiga de Nuria Tomás, la expareja del colega de su marido, y a quien Piqué fue infiel con la artista colombiana.

Sin embargo, los roces entre ambas WAGs parecen haberse limado en el último tiempo, algo que se pudo ver con la asistencia de la barranquillera a la boda del delantero culé a mediados del año 2017.

Sería bueno que esa cercanía se profundizara algo más para que la argentina pase algo de su suerte a la mujer de Piqué que, a pesar de sus sucesivos intentos por centrar la atención mediática en sus novedades musicales, no logra que la mirada de la prensa internacional se focalice en otra cosa que no sean sus sucesivos problemas.