Hospital de Vall d'Hebron, donde permanece ingresado el bebé
Hospital de Vall d'Hebron, donde permanece ingresado el bebé - ABC

La madre del bebé de dos meses agredido por su padre: «Él no sabía que le haría tanto daño»

El padre ha sido puesto en libertad con medidas cautelares y una orden de alejamiento, mientras que el bebé está en la UCI con un golpe en la cabeza, un brazo facturado y cinco costillas rotas

BarcelonaActualizado:

La madre del bebé de dos meses que permanece ingresado en la UCI del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona después de que su padre le propinase una paliza ha explicado este sábado que el hombre agredió al menor «por el estrés de que el bebé lloraba y no se callaba». El hombre, detenido el jueves en la comarca del Maresme (Barcelona), ha sido puesto en libertad con medidas cautelares, comparecer semanalmente en el juzgado y retirada del pasaporte tras pasar este sábado a disposición judicial. Además, también se le ha impuesto una orden de alejamiento de 500 metros sobre su hijo.

El bebé está en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona desde hace una semana con un golpe en la cabeza, un brazo fracturado y cinco costillas rotas, además de indicios de maltratos anteriores, informaron a Europa Press fuentes conocedoras del caso. A principios de semana los médicos empezaron a sospechar de que el niño había sufrido maltratos,e interrogaron a los padres, que negaron los hechos aduciendo que probablemente el niño se había dado «algunos golpes».

En una entrevista en Antena 3, la mujer ha presentado al agresor confeso como una persona «de comportamiento normal, un padre que cambiaba pañales, que daba biberones» y que, ha añadido, nunca la había maltratado físicamente. «No es consciente, él no sabía que le haría tanto daño al bebé, pero no es consciente de la situación. Es como que está en una burbuja», ha relatado.

Según el relato de la madre, el día 8 de enero llevaron al bebé al pediatra después de llevarlo a cuatro hospitales diferentes y en todos les dijeron que lo que tenía era un cólico del lactante. «Cuando subimos a casa y el niño entra en estado convulsivo, lo llevamos al hospital de Calella, en Barcelona, lo derivan al d'Hebron. Entonces el niño seguía convulsionando, le hacen pruebas y la conclusión cuando le hacen el TAC, el día 4, vieron dos manchas que eran sangre. No sabían si eran coágulos o derrames», explica

Fue cuando la resonancia magnética mostró «hemorragia del lado frontal de la cabeza, en el cerebro, desprendimiento de retina, de cerebelo y del cerebro» que el «papá se derrumbó y confesó el maltrato hacia el bebé». «El bebé está muy grave, se encuentra en estado de coma», ha detallado la madre, quien asegura que, si su hijo sobrevive, no quiere que el padre se acerque al bebé.

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) de la Generalitat ha asumido la tutela del bebé, tras abrir el viernes un expediente de desamparo e iniciar medidas de protección.

La Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias se personará como acusación particular en el caso en defensa de los derechos del menor, y por otro lado el departamento está analizando la actuación de los servicios sociales municipales, anunció el Govern en un comunicado el viernes.

La Conselleria de Salud, a través de la Dirección General de Ordenación y Regulación Sanitaria, ha abierto esta semana un expediente para investigar la asistencia previa que ha recibido en los diferentes centros en las últimas semanas.