Un nivel socioeconómico bajo se ha asociado a un riesgo más grande de sufrir esta patología.
Un nivel socioeconómico bajo se ha asociado a un riesgo más grande de sufrir esta patología. - R. Sigheti

Crecen un 70% las mujeres embarazadas con diabetes gestacional en Cataluña

Las embarazadas con diabetes gestacional pasaron de representar el 3,8 % de todos los embarazos en 2006 al 6,5 % en 2015

BarcelonaActualizado:

El número de mujeres embarazadas que sufrieron diabetes gestacional durante el embarazo en Cataluña se disparó el 70 % entre los años 2006 y el 2015, según el primer estudio de estas características hecho con pacientes catalanas.

Según el estudio, llevado a cabo por profesionales de los servicios de Endocrinología y Nutrición, Ginecología y Obstetricia y Documentación Clínica del Hospital del Mar y que publica la revista 'Diabetes Metabolism Research and Reviews', las embarazadas con diabetes gestacional pasaron de representar el 3,8 % de todos los embarazos en 2006 al 6,5 % en 2015.

Los investigadores han analizado datos de 743.762 partos en mujeres entre los 15 y los 45 años en Cataluña en este periodo, tanto en hospitales públicos como privados.

En esa década, el número total de nacimientos disminuyó (de los cerca de 74.000 en 2006 a los menos de 66.000 en el 2015), pero los casos de diabetes gestacional crecieron, pasando de 2.806 a 4.288.

Según David Benaiges, médico adjunto del Servicio de Endocrinología y Nutrición, el principal motivo «es, por una parte, que las mujeres son mayores, de más edad y, probablemente, el incremento de la obesidad y el país de origen de la mujer».

En los 10 años que analiza el estudio, la edad media de las madres pasó de 30,6 años a 32,3.

Las mujeres con diabetes gestacional también presentaban unos niveles de hipertensión y colesterol más elevados, y había más fumadoras.

Los investigadores no descartan que la crisis económica, iniciada en 2008, haya podido tener algún papel en este incremento, ya que un nivel socioeconómico bajo se ha asociado a un riesgo más grande de sufrir esta patología.

A pesar del incremento de la prevalencia de esta patología, los problemas que se deriven de ella no siguieron la misma tendencia porque el estudio ha constatado que el porcentaje de preeclampsia (tensión arterial elevada en la madre), se mantuvo estable (2,56 % de los casos), lo mismo que los nacimientos prematuros (el 15,7 %).

A la vez, el número de recién nacidos con un peso superior a los 4 kilos (macrosomía) se redujo durante el período del estudio, pasando del 9,16 % de los niños al 7,84 %.

La jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital del Mar, Juana Flores, ha recordado que «desde hace años existen programas de cribado universal de la diabetes gestacional que permiten su detección precoz».

«Las mujeres que han sufrido diabetes gestacional tienen un riesgo más elevado de desarrollar diabetes en el futuro y de sufrir enfermedades cardiovasculares. Por este motivo, es fundamental que estas mujeres hagan un seguimiento posterior que permita detectar de forma precoz el desarrollo de diabetes o la aparición de otros factores de riesgo cardiovascular», ha concluido Flores.

Benaiges ha reconocido que, ante estas cifras, «hay que estar preparados. Si tenemos casi el doble de mujeres con diabetes gestacional que hace 10 años y la tendencia sigue creciendo, porque la tendencia en obesidad es a incrementarse, tenemos que estar preparados».

La diabetes gestacional es la complicación metabólica más habitual entre las mujeres durante el embarazo y está asociada a un incremento del riesgo de complicaciones hasta el parto, como la preeclampsia, la prematuridad, la macrosomía y los recién nacidos con un tamaño superior o inferior a la media de su edad gestacional.