Fotografías de Albert Cavallé en las redes sociales

Capturado el «rey de Tinder» que estafó a decenas de mujeres a las que robó miles de euros

El joven Albert Cavallé vivía una vida de lujo en hoteles estafando y robando a decenas de mujeres, que se han agrupado para denunciar sus prácticas

BARCELONAActualizado:

Albert Cavallé. Ese es el nombre que ha traído de cabeza a decenas de mujeres en Barcelona, a las que ha estafado y robado tras mantener con ellas unos idilios románticos que lo han convertido en todo un «estafador sentimental» que incluso cuenta con una página web que reúne las denuncias y quejas de todas sus víctimas.

Este martes, los Mossos d'Esquadra han arrestado finalmente a este apuesto estafador, que estaba en busca y captura tras no haberse presentado a ninguna de las citaciones judiciales que acumulaba por varios delitos de estafa. El detenido también tenía órdenes de detención de varios juzgados por hurto, apropiación indebida y coacciones desde hace un lustro. Según ha podido saber ABC, el juzgado de instrucción 25 de Barcelona ha recibido hoy a Cavallé y, tras pasar a disposición judicial, el joven ha quedado en libertad provisional acusado de estafa.

«Hemos podido saber que hay distintos investigaciones de los Mossos que apuntan que esta persona establecía relaciones con mujeres, se ganaba su confianza para intentar obtener algún beneficio económico, desde cenas a noches en hoteles o para robarlas directamente con tarjetas y números de cuenta para hacer fraudes. Se han contabilizado unas 17 victimas, pero aún está todo en curso», ha explicado hoy un portavoz de la Policía catalana al ser preguntado sobre el caso.

Amante y estafador

Tal y como relatan las víctimas del joven en la página web que han creado para denunciar su «modus operandi», Cavallé -un joven moreno y atlético de mediana edad- empezaba sus estafas estableciendo relaciones afectivas con las víctimas. Posteriormente, les pedía importantes sumas de dinero excusándose en los más diversos motivos, a menudo de índole familiar o laboral pero siempre «dramáticos y urgentes».

«Ha estafado cantidades de 1.000 o 2.000 euros, y casos de mucho dinero, de 40.000 € de 60.000 € por víctima», explican sus víctimas. Asimismo, Cavallé también pedía dinero en efectivo prometiendo que se trataba de un préstamo «momentáneo», a cambio del dinero, ofrecía un documento firmado por él como si fuese un préstamo, que luego aportaba en los juzgados intentando acreditar que se trataba de un ilícito «civil» y no «penal».

Neveras en «Wallapop» y hoteles de lujo

El joven también se dedicaba a adquirir teléfonos móviles y electrodomésticos a cuenta de sus novias, que luego revendía sin ningún tipo de pudor con aplicaciones como Wallapop. Sin embargo, Cavallé no se conformaba con robar a sus parejas, sino que también acostumbraba a alojarse en hoteles de lujo que luego no pagaba. «Aprovechando un momento de intimidad (normalmente cuando las chicas van al wc), hace una foto de su DNI y su tarjeta de crédito y luego usa esas identidades y tarjetas para alojarse en hoteles», lamentan las estafadas.