La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, recién elegida - EFE

Ada Colau revalida la alcaldía de Barcelona gracias al apoyo de PSC y de la plataforma de Manuel Valls

El preso por el 1-0, Quim Forn, se convierte con en el gran protagonista en una sesión constitutiva marcada por las protestas a las puertas del Ayuntamiento

BarcelonaActualizado:

Ada Colau ha sido reelegida este sábado como alcaldesa de Barcelona, ciudad que previsiblemente gobernará durante los próximos cuatro años. La líder de los comunes ha conseguido revalidar el cargo gracias al apoyo del PSC, con quienes formalizará un acuerdo de gobierno la próxima semana, y de la plataforma de Manuel Valls, que finalmente le ha arropado con tres de sus seis ediles, mientrsa que el resto ha votado en blanco.

La antigua activista ha conseguido el apoyo de los 21 concejales necesarios para seguir al frente del consistorio mientras que su principal rival, y ganador de las elecciones, el republicano Ernest Maragall, ha recopilado 15 votos, los de su formación y los de Junts per Catalunya (JpC). «Esta es una investidura difícil, que se produce de una forma que no habríamos imaginado. La complejidad se expresó en las urnas y también en este plenario», ha expresado Colau, quien ha dedicado parte de su discurso de investidura a justificar el pacto que la ha revalidado en el cargo.

«Todo el mundo sabe que nuestra apuesta era un acuerdo amplio de izquierdas, (...) que era lo que la ciudadanía quería. Lo hemos intentado y no ha sido posible en esta investidura. Si ha sido posible en otras poblaciones es incomprensible que no hayamos sido capaces de hacerlo en esta ciudad de Barcelona», ha añadido la alcaldesa en un posado muy serio antes de aseverar que trabajará para construir pactos transversales en la izquierda.

Quim Forn, protagonista

Las palabras de Colau, y en general toda la constitución del nuevo gobierno municipal ha tenido como gran protagonista a Quim Forn. El exconseller de Interior que sigue en prisión provisional por el 1-0 ha regresado como líder del grupo municipal de JpC a la que ya fue su casa durante más de 17 años, y ha concentrado todas las miradas y protagonizado los momentos más emotivos de la sesión constitutiva. De hecho, incluso en las inmediaciones del edificio consistorial, en la plaza Sant Jaume, centenares de miembros del colectivo independentista se han concentrado para arroparle.

Esta concentración ha marcado la sesión constitutiva: los centenares de independentistas que querían arropar a Quim Forn pero también protestar por el hecho de que los comunes hayan contado finalmente con los apoyos del PSC y Valls y no los de ERC no han parado de escucharse desde el Saló de Cent, con gritos y abucheos cada vez que los comunes tomaban la palabra. También han sido intensos los abucheos del secesionismo cuando la alcaldesa y los nuevos ediles, con exepción de Josep Bou (PP) han ido al Palau de la Generalitat, donde han sido recibidos por Quim Torra.

Al desenlace del gobierno municipal en Barcelona apenas le quedaban incógnitas tras conocerse este viernes que el 71% de las bases de los comunes querían el pacto con el PSC, pero la sesión constitutiva de este sábado ha servido para constatar el divorcio entre Manuel Valls y Ciudadanos, la formación que lo ha arropado en su aventura por la alcaldía de Barcelona: de los seis ediles que consiguió su plataforma, solo tres han apoyado la candidatura de Colau (el propio Valls, Celestino Corbacho y Eva Parera, los tres independientes), mientras que los otros tres ediles, afiliados a Cs, han votado que no.

Colau y los lazo amarillos

El pleno de este sábado también ha permitido constatar el peso que tendrá el «procés» en la vida municipal. No en vano, Colau ha aprovechado su discurso de investidura para anunciar que trabajará para que un lazo amarillo en recuerdo de los «presos y exiliados» independentistas vuelva a colgar de la fachada del Ayuntamiento de Barcelona. «Entendemos que es una práctica muy excepcional pero es una situación de expecionalidad política que no se ha de normalizar», ha resaltado la reelegida alcaldesa.