Youssef Aalla, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy en un vídeo en muestran cómo fabricaban explosivos
Youssef Aalla, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy en un vídeo en muestran cómo fabricaban explosivos

Salen a la luz las imágenes de los terroristas de Cataluña mientras preparaban bombas en la casa de Alcanar

Su plan inicial se vio frustrado cuando la vivienda en que manipulaban los explosivos saltó por los aires

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El 17 de agosto del año pasado, por la tarde, un camión irrumpió en Las Ramblas de Barcelona y cometió un atropello masivo. Daesh reivindicó el atentado. Horas más tarde, ya de madrugada, la célula yihadista de Ripoll –autora de los ataques– volvió a actuar en Cambrils. En total, mataron a 16 personas e hirieron a otras 133. Sin embargo, este no era el plan inicial de unos terroristas que, de forma autodidacta, prepararon explosivos en una casa de Alcanar que acabó saltando por los aires días antes por la mala manipulación del material y matando al imán Abdelbaki es Satty y a uno de los jóvenes radicalizados.

Este lunes han salido a la luz los vídeos y las fotografías que los territoristas se tomaron en su improvisada fábrica de bombas. En las imágenes, recuperadas por la Policía, aparece Younes Abouyaaqoub –quien condujo el camión que sembró el pánico en Barcelona– con dos de sus compañeros: Youssef Aalla y Mohamed Hichamy. Los jóvenes se muestran toqueteando los explosivos que pretendían usar en los atentados, sosteniéndolos, posando con chalecos cargados de ellos; siempre sonriendo y, a veces, apuntando al cielo con el dedo índice de su mano derecha.

Además, a lo largo de la grabación, se dedican a proferir amenzas: «A sufrir. ¡Enemigos de Alá! Esto es para que sepáis que el musulmán tiene el honor y la fuerza». «Todo lo que os tenemos preparado: os vais a arrepentir de haber nacido, sobre todo vosotros, Mossos de Esquadra», aseguran entre bromas y, aludiendo a las granadas, añaden: «Cada gramo de este hierro se os va a meter en vuestras cabezas o en las de vuestros hijos o en la de vuestras mujeres».

Antes de que sus planes se torcieran y se vieran obligados a recurrir al atropello masivo, los terroristas querían utilizar más de 100 kilos de TATP (peróxido de acetona, una sustancia altamente explosiva) y un centenar de bombonas de butano para atacar lugares concurridos de la ciudad Condal. Las autoridades sospechan que entre ellos estaban el Camp Nou y la Sagrada Familia.