Vídeo: Desconfianza generalizada ante la candidatura de Quim Torra - ATLAS

Quim Torra, un independentista sin matices

Fue director de Òmnium Cultural y del Born Centre Cultural y desató la polémica con tuits ofensivos contra los españoles

BARCELONAActualizado:

Quim Torra, el hasta hoy tapado en las quinielas y ungido desde Berlín por Carles Puigdemont para ser el candidato a presidente de la Generalitat, pasa por ser un pata negra del independentismo asociado simbólicamente a algunos de sus iniciativas más representativas. Normal que, a la hora de buscar lo que quiere que sea un presidente simbólico, Puigdemont haya optado por este editor, activista cultural y antiguo ejecutivo de una multinacional para ocupar el cargo. No en vano, se presenta como un hombre «que ha luchado toda su vida por la libertad de su país».

Nacido en Blanes (Gerona) en 1962, Torra se estrenó en la política parlamentaria tras recoger su acta de diputado como independiente de la lista de Junts Per Catalunya tras las elecciones del 21 diciembre, pero su papel en el independentismo ha sido altamente significativo y activo.

Editor de Acontravent y director de la Revista de Catalunya, estuvo vinculado a la ANC, fue presidente de Òmnium Cultural durante medio año, después de que Muriel Casals se sumase a las listas de Junts Pel Sí en 2015. Antes de eso, en 2012, se convirtió en el primer director del Born Centre Cultural, espacio concebido como una suerte de mausoleo del soberanismo para conmemorar el tricentenario de 1714.

Torra carga también con su parte de polémica después de revolucionar las redes sociales con comentarios como «si seguimos aquí algunos años más corremos el riesgo de acabar tan locos como los mismos españoles» o «sobre todo, lo que sorprende es el tono, la mala educación , la pijería española, sensación de inmundicia. Horrible», tuits todos ellos que desparacieron de su cuenta cuando entró en la dirección de Òmnium.

«Evidentemente, vivimos ocupados por los españoles desde 1714», escribió antes de convertirse en director del Born Centre Cultural, cargo que abandondó en 2015, coincidiendo con la llegada de Ada Colau a la alcaldía de Barcelona y el cambio de orientación del centro, aunque meses más tarde se recolocó en la Generalitat como director del Centro de Estudios de Temas Contemporáneos.

Llegado a Junts Per Catalunya a petición del propio Puigdemont, es, junto Eduard Pujol y Elsa Artadi, parte del núcleo duro del expresidnete catalán y fue quien defendió la propuesta de resolución que se votó en el Parlament tara avalar la legitimidad de Puigdemont como candidato a la investidura.