Junqueras y Puigdemont, esta mañana en el Parlament
Junqueras y Puigdemont, esta mañana en el Parlament - EFE

Junqueras y Romeva asumirán la competencia para comprar las urnas del referéndum

El presidente catalán unificarça en uno consejero los preparativos del referéndum

BARCELONA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, y el conseller de Asuntos Exteriores y Transparencia, Raül Romeva, pedirán formalmente en la reunión del Govern del próximo martes que se autorice a sus departamentos que asuman las competencias para la compra de urnas para el referéndum del 1-O.

Así lo han avanzado fuentes del Govern, precisamente poco después de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, haya explicado en una charla informal con periodistas en el Parlament que prevé impulsar antes de agosto una «reorganización» de funciones dentro del Govern para «concentrar»en un solo conseller las competencias relativas a la organización y ejecución del referéndum.

Como primer paso en la línea de ese reajuste y concentración de funciones, Junqueras y Romeva solicitarán el próximo martes el traspaso a sus consellerías de la competencia para llevar a cabo el encargo de compra de urnas. Esta competencia recae actualmente en la consellera de Gobernación, Meritxell Borràs (PDeCAT), quien se enfrenta junto al exnúmero dos de su departamento a una querella judicial por la licitación de urnas. Con todo, el encargo de compra de urnas aún no se producirá, según dichas fuentes.

El propio vicepresidente Junqueras ya se ofreció hace unas semanas, antes de que el Govern declarara desierto el concurso público para la compra de urnas, a asumir en solitario el proceso para la adquisición de dichas urnas, una idea que no prosperó y que generó tensiones internas en el ejecutivo catalán.

En este sentido, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, prevé reorganizar y concentrar funciones entre los consejeros del Govern antes de que termine este julio para ejecutar el referéndum del 1 de octubre.

Aunque no tiene previsto nombrar a un consejero del 'referéndum' -sin este nombre explícito para evitar impugnaciones-, sí ha abierto la puerta a concentrar funciones entre los miembros del Ejecutivo catalán en pro del referéndum.

El presidente catalán ha ratificado este mismo miércoles a Junqueras como el encargado de preparar el 1-O, pese a destacar que no es algo nuevo porque fue el mandato que le encargó en el debate sobre su cuestión de confianza, en septiembre de 2016.

Entonces Puigdemont anunció que la "arquitectura" del referéndum recaería sobre Junqueras como presidente de la comisión de impulso del autogobierno, mientras que el consejero Raül Romeva lo organizaría porque es el responsable de participación de los catalanes que viven en el exterior.