Agricultura adelanta el pago de 37,8 millones a zonas desfavorecidas

Las ayudas se enfocan también a áreas de montaña y benefician a 27.000 profesionales

ABC
VALLADOLID Actualizado:

La Consejería de Agricultura y Ganadería autorizó el pago de más 37,81 millones de euros en concepto de indemnizaciones compensatorias a 27.232 agricultores con explotaciones situadas en zonas de montaña u otras consideradas por la Unión Europea como «desfavorecidas por desventajas naturales», correspondientes a la campaña de 2011.

El Gobierno autonómico destacó su «esfuerzo» de apoyo a los agricultores, dotando de la financiación necesaria para realizar estos pagos. Con la autorización de la transferencia se realizará el abono de esta ayuda antes de la fecha prevista para su resolución por la normativa específica, la cual establecía como límite el 30 de junio de 2012. La operación se producirá antes del 28 de febrero, tal y como se venía haciendo en años anteriores.

Por provincias, en Burgos 3.983 agricultores percibirán dentro de estas ayudas fondos por 5,96 millones; en Salamanca, 3.823 por 5,58 millones; en Zamora, 3.809 profesionales obtendrán cinco millones; en Palencia, 3.096 se repartirá un montante de 4,56 millones; en León, 4.144 absorberán 4,1 millones; en Valladolid, 2.607 recibirán 3,76, y en Ávila, 2.340 se beneficiarán de 3,52 millones. Asimismo, en Soria, 1.681 agricultores, y en Segovia, 1.794, se distribuirán ayudas por encima de los 2,6 millones de euros, en ambos casos.

Estas ayudas persiguen el uso continuado de las explotaciones, el fomento de sistemas agrarios sostenibles y respetuosos con el medio natural, la fijación de población en el medio rural y compensar a los agricultores por los costes de producción que genera la actividad agrícola en esas zonas, informa Ical.

Para poder acogerse a este tipo de ayudas, los beneficiarios deben cumplir una serie de requisitos como tener ubicada su explotación, total o parcialmente, en los municipios incluidos en la lista comunitaria de zonas agrícolas desfavorecidas; ser agricultor a título principal o titular de una explotación agraria calificada como prioritaria; residir en el término municipal donde esté su explotación o en otro de la comarca que deberá tener la calificación de zona desfavorecida; y comprometerse a mantener la actividad agraria, al menos durante los cinco años siguientes a la fecha en que cobre por primera vez.

Este tipo de ayudas están cofinanciadas con fondos europeos procedentes del Feaser, con una aportación de un 40 por ciento de la UE y el 60 por ciento restante por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Junta.