Agentes de la Guardia Civil ante el bar de la localidad vallisoletana de Castrillo-Tejeriego - EFE

Mata a un hombre y deja heridos a otros tres con una escopeta en un bar de Valladolid

El tiroteo se produjo tras una discusión en un bar de la localidad. El hombre, veraneante del pueblo, ha sido detenido

ValladolidActualizado:

Un hombre ha sido detenido horas después de entrar en un bar de la localidad vallisoletana de Castrillo-Tejeriego con una escopeta y supuestamente matar a tiros a un hombre de 46 años y dejando heridos a otros tres, al menos uno de ellos grave.

El suceso ha ocurrido poco antes de las seis de la mañana cuando, tras una pelea, un hombre ha entrado en el bar de esta pequeña localidad vallisoletana de 200 habitantes y ha efectuado varios disparos.

Según «El Norte de Castilla», el tiroteo se produjo después de una discusión en el bar Maribel, en el número 12 de la calle Real de Abajo. El autor, un hombre de unos 32 años y veraneante en el pueblo, ha sido detenido horas más tarde en su domicilio de Valladolid.

Fuentes de la investigación citadas por «El Norte de Castilla» atribuyen la causa del suceso a «discusiones intrascendentes» previas entre el homicida y algunas de las víctimas.

Hacia el lugar se desplazaron una UVI móvil, dos ambulancias soporte vital básico y un equipo médico de Esguevillas de Esgueva. El varón fallecido tenía 46 años y los servicios de emergencias atienden a otras tres personas heridas por arma de fuego, dos varones de 50 y 51 años y un varón de 58 años.

Dos de los heridos fueron trasladados en una ambulancia con soporte vital básico, acompañados por el equipo médico de Esguevillas de Esgueva, al Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. El varón de 58 años fue evacuado en UVI móvil al Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Tenía licencia de armas

El supuesto agresor disponía de una licencia de armas en regla y antecedetes por amenazas a un concejal, según ha asegurado ante los periodistas la subdelegada del Gobierno en Valladolid, Helena Caballero.

Caballero ha precisado que el hombre detenido tenía los referidos antecedentes por amenazar a un concejal del pueblo hace más de diez años pero «nada más» y que su padre era un trabajador hasta hace poco del Ayuntamiento.

«Por algún motivo se le ha cruzado el cable para ir a por una arma pero no está claro si fue o no por una discusión fuerte», ha subrayado.

Caballero ha adelantado que «el arma aún la están buscando» aunque ha recalcado que el agresor tenía licencia y había superado las correspondientes pruebas psicotécnicas.

La subdelegada ha asegurado, además, que los heridos evolucionan y que en principio, «si no se complica la cosa» no se teme por su vida.

Castrillo-Tejeriego es una pequeña localidad de cerca de 200 habitantes situada a 40 kilómetros al noreste de Valladolid capital.