Lugar donde ocurrieron los hechos. A la derecha, la chatarrería propiedad de la víctima
Lugar donde ocurrieron los hechos. A la derecha, la chatarrería propiedad de la víctima - Google Maps

Herido grave en Yuncos tras recriminar al conductor de un coche que casi le atropella

El agresor, que conducía de manera temeraria, se bajó del automóvil, discutió con la víctima, le propinó un puñetazo y se dio a la fuga

ToledoActualizado:

El dueño de una chatarrería en Yuncos, un magrebí de 38 años, está ingresado grave en el hospital Virgen de la Salud de Toledo, después de ser agredido esta mañana por el conductor de un vehículo al que recriminó que casi le atropellase al cruzar la calle muy cerca de su negocio. El agresor se dio a la fuga tras propinarle un puñetazo.

Los hechos ocurrieron en el polígono industrial «Villa de Yuncos», a la altura del número 119 de la calle de Felipe II, poco antes de las nueve y veinte de la mañana. De acuerdo con la versión con la que trabaja la Guardia Civil, dos coches circulaban de manera temeraria por esa calle, una de las principales del polígono, cuando el dueño de una chatarrería próxima cruzó la calzada. El peatón, que tiene su negocio a unos metros del lugar de los hechos, increpó al conductor de uno de los turismos, un Seat Toledo, porque estuvo a punto de atropellarlo. La reacción del único ocupante del vehículo fue bajarse unos metros más adelante, discutir con el viandante y propinarle un puñetazo. La víctima se desplomó bocarriba y sangró por la cabeza debido al impacto contra el suelo.

El conductor y también único ocupante del otro automóvil, un Citroën C5, intentó amedrentar a las personas que salieron en auxilio de la víctima, según testimonios recogidos por la Guardia Civil. Finalmente, los conductores de los dos vehículos se dieron a la fuga.

La Guardia Civil ha logrado identificar al agresor y a su acompañante, vecinos de la comarca, aunque no ha trascendido si se ha practicado alguna detención. Agentes de la Policía local acudieron también al aviso, al igual que la UVI móvil que trasladó a la víctima al hospital. El herido vive en la cercana localidad de Yuncler, a ocho kilómetros del lugar donde fue agredido.