En los últimos meses se han instalados doce nuevos contenedores en Yeles, Menasalbas, Ocaña e Illescas
En los últimos meses se han instalados doce nuevos contenedores en Yeles, Menasalbas, Ocaña e Illescas - CÁRITAS
Solidaridad

Cáritas Toledo recoge 333,4 toneladas de ropa usada y calzado durante el primer semestre de 2018

La ONG de la Iglesia Católica cuenta con una red de 138 contenedores repartidos por 88 municipios de la provincia

ABC
TOLEDOActualizado:

Durante el primer semestre de 2018, Cáritas Diocesana de Toledo recogió 333,4 toneladas de ropa usada y calzado, a una media de 55,6 por toneladas por mes, 2,5 por día.

La ONG dependiente de la Iglesia Católica tiene una red de 138 contenedores repartidos por 88 municipios de la provincia. Los últimos en sumarse han sido los ayuntamientos de Yeles, Menasalbas, Ocaña e Illescas, que este mismo año han firmado convenios con Cáritas para la instalación de doce contenedores.

Tras la recogida en los contenedores, Cáritas lleva la ropa y el calzado usado a dos almacenes. En el Centro Beato Cardenal Sancha, en el polígono industrial de Toledo, se han aglutinado 245,5 toneladas (el 74 por ciento del total); mientras que en el almacén de Talavera, han sido 87,9 toneladas (el 26 por ciento).

Cáritas desarolla el Programa de Reutilización de Ropa Usada y Calzado desde 2014. Su finalidad, claro está, es la de dotar de ropa nueva o en muy buen estado a personas y familias que lo necesitan.

En un comunicado, la ONG anima a todas las parroquias o ayuntamientos a que instalen sus característicos contenedores rojos. Para ello, los interesados se tienen que dirigir al Centro Beato Cardenal Sancha o llamar al teléfono 925 231 455.

Este año, se han fabricado nuevos contenedores para reponer los más antiguos y en previsión de nuevas ubicaciones que sean solicitadas.

Por otro lado, Cáritas anuncia que en los próximos meses una empresa de inserción laboral se encargará de este programa. La empresa permitirá reforzar las recogidas, las actividades de clasificación, la coordinación de roperos para la entrega de ropa a familias necesitadas y la apertura de una tienda de venta de ropa usada. 

La intención final es unirse a «Moda Re», el proyecto de Cáritas a nivel nacional que cuenta con 3.800 puntos de recogida de ropa usada, tres plantas de gestión integral y 80 puntos de venta.