Nacho Hernando, portavoz del Ejecutivo castellano-manchego
Nacho Hernando, portavoz del Ejecutivo castellano-manchego - ABC

Un nuevo decreto para instalar 50 nuevas farmacias en Castilla-La Mancha

La norma favorece la sostenibilidad de las oficinas de farmacias rurales, valorando con mayor puntuación el ejercicio de la profesión en núcleos de población con menos de 750 habitantes

TOLEDOActualizado:

Castilla-La Mancha tendrá un nuevo decreto de planificación farmacéutica que actualizará la actual norma que cuenta con más de 12 años de antigüedad. Así, se podrán instalar 50 nuevas oficinas de farmacia en toda la región, dando prioridad a aquellas que se pongan en marcha en zonas rurales y en núcleos de población con menos de 50 habitantes, según ha anunciado este miércoles el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, quien ha recordado que el último concurso de adjudicación de instalación de nuevas oficinas de farmacia se convocó en 2007, por lo que desde ese año no se ha autorizado ninguna nueva oficina de farmacia.

Las principales aportaciones de este nuevo decreto de Planificación Farmacéutica y requisitos, personal y autorizaciones de las oficinas de Farmacia y Botiquines son que favorece la sostenibilidad de las oficinas de farmacias rurales, valorando con mayor puntuación el ejercicio de la profesión en núcleos de población con menos de 750 habitantes o estableciendo como criterio prioritario para la adscripción de botiquines que la oficina de farmacia esté ubicada en el núcleo con menor población.

Además, se introducen dos nuevos artículos, el 16 y el 20, sobre la figura del titular de la oficina de farmacia y sobre el personal auxiliar, al que se identifica como aquella persona con el Titulo de formación profesional de Técnico en Farmacia y Parafarmacia o títulos o certificados equivalentes y determina que solo ellos bajo la supervisión del farmacéutico podrán realizar determinadas funciones.

Por último, se elimina la necesidad de presentar en los distintos procedimientos la documentación que ya obra en poder de la Administración o a la que ésta puede tener acceso, como DNI o diferentes Títulos, simplificando los procedimientos para la comunicación y solicitudes de autorización, adaptándolas a la normativa sobre administración electrónica y procedimiento administrativo.