El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo - A. Pérez Herrera

El Estatuto de las Mujeres Rurales, «más cerca» en Castilla-La Mancha

El consejero de Agricultura asegura que esta iniciativa legislativa, al contrario que la Ley de Garantías, sí será remitida a las Cortes

ToledoActualizado:

El Consejo de Gobierno ha tomado este martes en consideración el anteproyecto de ley del Estatuto de las Mujeres Rurales de Castilla-La Mancha, una iniciativa legislativa que, al contrario que la Ley de Garantías, sí será remitida a las Cortes. Eso es lo que, al menos, ha asegurado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha indicado en rueda de prensa que esta medida «responde al compromiso de dar visibilidad a las mujeres en el medio rural».

Según ha informado Martínez Arroyo, este anteproyecto de ley será enviado al Consejo de Consultivo para que emita su preceptivo informe y, tras este paso, el texto volverá de nuevo a la mesa del Consejo de Gobierno, que será el encargado de remitirlo a las Cortes para su tramitación «con carácter urgente». «El Gobierno no va a parar la maquinaria legislativa, y no será por nosotros que esta ley no salga adelante», ha manifestado.

De este modo, esta ley sí que será remitida a las Cortes, al contrario del Proyecto de Ley de Garantía de Ingresos y Garantías Ciudadanas, que, pese a haberlo aprobado la semana pasada el Consejo de Gobierno, se encuentra en stand by hasta que el diputado de Podemos David Llorente «no cese su estrategia de pinza con el PP» y no abandone su indisciplina asumiendo la agenda del Ejecutivo castellano-manchego «al completo», según argumenta el Gobierno.

El consejero de Agricultura ha explicado que el Estatuto de las Mujeres Rurales pretende «cubrir el déficit» que tiene el género femenino en el campo, donde, a su juicio, sufre una «doble discriminación». Por un lado, se ha referido al difícil acceso al mercado laboral y, por otro, el hecho de tener que hacerse cargo de los niños y de los ancianos en el medio rural.

Por eso, ha adelantado Martínez Arroyo, este anteproyecto de ley se completará en la próxima legislatura con la futura Ley de Desarrollo Territorial de Castilla-La Mancha. Una iniciativa que, en su opinión, se sumaría a lo que el Gobierno regional ya ha hecho en la presente legislatura para «favorecer al medio rural». Entre otras medidas, ha recordado que han reabierto las escuelas rurales, los centros de mayores y las urgencias sanitarias de algunos pueblos que se cerraron con el Gobierno anterior, además de la recuperación del transporte escolar. «Unas carencias que fueron suplidas por las mujeres», ha reconocido.