Emiliano Garía-Page, ayer en la sala Fragua del claustro de la catedral, donde permanecerán expuestos
Emiliano Garía-Page, ayer en la sala Fragua del claustro de la catedral, donde permanecerán expuestos - JCCM

La Catedral de Sigüenza muestra 8 tapices flamencos restaurados durante 4 años

El presidente regional ha inaugurado la muestra de «Rómulo y Remo», que se exhibe en la también restaurada sala la Fragua del templo

GuadalajaraActualizado:

La Catedral de Sigüenza (Guadalajara) vuelve a mostrar desde este lunes la serie de ocho tapices flamencos «Historia de Rómulo y Remo», que han sido restaurados durante los últimos cuatro años por la Real Fábrica de Tapices, y que se pueden ver en la también restaurada Sala de la Fragua del claustro de la Catedral.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha sido el encargado de inaugurar este lunes la restauración de la Sala de la Fragua de la Catedral y la serie de tapices, en un acto en el que ha estado acompañado por el director de la Real Fábrica de Tapices, Alejandro Klecker de Elizalde; la vicepresidenta de la Fundación Ciudad de Sigüenza, Gloria de las Heras; el alcalde de Sigüenza y presidente de la Diputación provincial, José Manuel Latre; y el obispo de la diócesis Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez.

El director de la Real Fábrica de Tapices ha destacado que la restauración de estos ocho tapices ha sido «una de las restauraciones más complejas» que ha hecho la institución que preside, que les ha ocupado cuatro años de trabajo y un equipo de entre 12 y 14 personas.

«Inicialmente se trasladaron a la Real Fábrica de Tapices, donde se realizó un reportaje fotográfico para analizar los daños e intervenciones anteriores ya que se habían restaurado siglos antes», ha explicado Klecker, quien ha señalado que seguidamente se estabilizaron los tapices y fueron lavados en «la única piscina del mundo existente para lavado de tapices» con una cuidada técnica para evitar el daño de los tejidos y posterior restauración de modo muy conservador.

La serie, donada al templo en 1664 por el obispo de la diócesis seguntina Andrés Bravo de Salamanca, está compuesta por ocho paños tejidos a mediados del siglo XVII en las manufacturas bruselenses regentadas por las familias Le Clerc y Eggermans.

De esta manera, se completa el programa de conservación y adecuación del montaje expositivo de la colección de tapices que comenzó ya hace varios años con la restauración de otros ocho paños fabricados por los mismos tejedores con escenas alusivas a la historia de Palas Atenea.

La historia de la catedral

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado este lunes que, a principios de 2019, el Gobierno regional y el Obispado de Sigüenza-Guadalajara pondrán en marcha una exposición sobre la historia de la catedral seguntina, que este año cumple 850 años, con la intención de seguir atrayendo el turismo a la localidad.

García-Page ha calificado la ciudad del Doncel como una «joya» para la región y que es un ejemplo de ciudad con gran atracción de visitantes y permitirá fomentar la industria turística del futuro.

En este sentido, ha recalcado el presidente que el turismo mueve a mil millones de personas al año y podría alcanzar los 2.000 millones de viajeros en todo el mundo de los que, muchos de ellos, «buscan cultura, raíces e identidad»; algo que genera «opciones extraordinarias» para localizaciones como Sigüenza, uno de los «puntos cardinales» de la estrategia turística del Gobierno de Castilla-La Mancha.

En este sentido, García-Page ha insistido en la apuesta como referente turístico de la región de Sigüenza y ha avanzado la organización de una exposición sobre la historia de la catedral de Sigüenza que, en 2019, facilitará la llegada de más turistas a la localidad, así como la creación de empleo y riqueza.

Entre el nutrido patrimonio de la Ciudad del Doncel, el presidente regional ha destacado la catedral de Sigüenza y ha dado la enhorabuena a la diócesis Sigüenza-Guadalajara por el 850 aniversario de su consagración que ha motivado la celebración, por primera vez en su historia, de un Año Jubilar.