El Rey ha recibido al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en el Palacio Real
El Rey ha recibido al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en el Palacio Real - EFE

El Rey, sobre los refugiados: «Esta tragedia nos exige a los europeos ser fieles a nuestros principios»

Don Felipe afirma que «allá donde esté presente la ONU hay un espacio para la empatía y la dignidad»

«Allá donde está presente la ONU hay un espacio para la prevención, la asistencia y la dignidad»

MadridActualizado:

El Rey ha afirmado que la tragedia de los refugiados, «a las mismas puertas de nuestro continente, nos interpela y nos exige a los europeos ser fieles a nuestros mejores principios y tradiciones de acogida». Don Felipe pronunció estas palabras en el acto que se ha celebrado este jueves en el Palacio Real para conmemorar el 60 aniversario del ingreso de España en Naciones Unidas, cuyo secretario general, Ban Ki-moon, también intervino en la ceremonia.

El Monarca afirmó que «allá donde está presente (la ONU), hay un espacio para la prevención, para la asistencia, para la reconstrucción, para la convivencia en paz; en definitiva, para la empatía y la dignidad». Don Felipe expuso los diferentes escenarios «de crisis y destrucción» en los que el valor y la utilidad de la ONU se «ponen a prueba»: «En medio de los escombros de las ciudades sirias; en las costas de Libia o en las aguas del Mediterráneo en las que naufragan tantas personas que huyen de la guerra o de la pobreza.

«Reconocimiento a las personas que tantas veces ponen en riesgo sus vidas por el bien común»

Agregó que la labor de Naciones Unidas «se pone a prueba en los campos de refugiados de África y de Oriente Medio; o en los pueblos y campos afectados por la epidemia de ébola, de la que los países afectados ya comienzan a recuperarse en una muestra ejemplar de capacidad de resistencia y voluntad de recuperación». «En todos esos escenarios, y en muchos otros -añadió-, la ONU contribuye a buscar soluciones a los problemas y desafíos de la actualidad, y también a paliar sus consecuencias».

Don Felipe quiso rendir un homenaje «lleno de reconocimiento a todas las personas que trabajan en esta organización, hombres y mujeres que tantas veces ponen en riesgo sus vidas por el bien común. E igualmente, por supuesto, un recuerdo lleno de emoción a las familias y compañeros de los que como cascos azules, como servidores públicos, o como voluntarios, han entregado sus vidas a la causa, honrosa y ejemplar, de ayudar a los demás —de mantener la fe y la esperanza en la humanidad y en nuestra capacidad para la paz, la solidaridad y la concordia».

Don Felipe terminó sus palabras «reafirmando el compromiso firme y activo de nuestra Nación con la ONU, con sus valores, con sus propósitos y principios». Este compromiso, agregó, adquiere en estos momentos «una especial relevancia y se pone de manifiesto con nuestra participación como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad durante el bienio 2015-2016, y nuestra presidencia del mismo durante este mes de octubre».

Don Felipe reafirmó «el compromiso firme y activo de nuestra Nación con la ONU»

Al acto asistieron las altas instituciones del Estado, los expresidentes del Gobierno José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, así como ministros de Exteriores de todos los tiempos, entre ellos José Pedro Pérez Llorca, Josep Piqué, Miguel Ángel Moratinos o Trinidad Jiménez. Ademas del presidente del Gobierno y del ministro de Exteriores, que intervinieron en el acto, también acudieron la vicepresidenta y los ministros de Interior, Sanidad, Agricultura, Fomento, Hacienda y Justicia. Además, en el público se encontraban los «señores Alcántara» de la serie de televisión Cuéntame, es decir Imanol Arias y Ana Duato, que son embajadores de UNICEF.

En el acto también intervinieron cuatro premios Princesa de Girona. Dos de ellos expusieron sus experiencias: Olga Filip, arquitecta que está trabajando en sostenibilidad en proyectos relacionados con la ONU, y Jaume Sanllorente, fundador de la ONG Sonrisas de Bombay que se formó en un centro de Naciones Unidas. Y otras dos galardonadas, la violinista Leticia Moreno y la arpista Cristina Montes, ofrecieron un concierto con obras de Falla y Ravel.