Un hotel de Canarias ataca a Podemos por cuestionar su honestidad empresarial

Sobre reclamaciones laborales: «Aquí no se aceptan extorsiones ni cantidades millonarias que no se ajustan a Derecho»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Los responsables del Hotel Annapurna Ten Bel de Tenerife han negado este lunes que arrastren una deuda de 500.000 euros con sus trabajadores o que hayan cometido ningún tipo de fraude contra su plantilla, como ha denunciado el diputado de Podemos en Canarias, Manuel Marrero. «Es falso que se deba o que hayamos defraudado a trabajadores por 500.000 euros. Hemos despedido los trabajadores que no daban la talla», respondió el hotel.

El pasado 2 de febrero, Marrero denunció a través de un comunicado de prensa la situación «vejatoria» y «desoladora» por la que, a su juicio, estaba pasando la plantilla del Hotel Annapurna Tel Bel, debido a supuestos retrasos en el pago de las nóminas o de los finiquitos de fin de contrato o despido.

«El dueño del hotel se dedica a contratar personal ofreciendo unos sueldos más altos que el resto de empresas, pero luego no paga, y después los despide sin abonarles el finiquito. Al denunciar los pagos por vía judicial se declara insolvente y ya tiene acumuladas más de 200 demandas», aseguraba Marrero.

El directivo de Inversiones Curruqueritos y presidente de Annapurna Hotels Ten Ben, Gustavo Bethencourt, negó este lunes las acusaciones y avanzó querella por injurias y calumnias contra el diputado de Podemos, ue ya no tiene con el nuevo Estatuto de Canairas inmunidad parlamentaria.

El ataque de Podemos, dijo Bethencourt, coincide con un proceso de negociación con un operador internacional que genere un aumento del circulante de la cadena con perspectivas de crecimiento a corto y medio plazo.