Antiguo Palacio de Zonzamas, Lanzarote
Antiguo Palacio de Zonzamas, Lanzarote - ABC

Los antiguos canarios usaban el calendario solar de Egipto

Desvelada la incógnita sobre las rocas basálticas que se encuentran en Lanzarote que tienen forma de una tabla de queso

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

En la isla de Lanzarote los antiguos canarios se regirían por un sistema solar con precisión egipcia. Los restos arqueológicos encontrados y las observaciones llevadas a cabo por un equipo de científicos en la isla pone de relieve procedencia norteafricana a la hora de saber la fecha en la que vivían los aborígenes.

Lo anterior forma parte de las conclusiones publicadas este mes de mayo en la «Revista Internacional de Antropología Moderna» por los doctores Arnaiz-Villena y Marcial Medina, ambos del departamento de Inmunología de la Universidad Complutense de Madrid, y a la que ha tenido acceso ABC.

Hasta ahora, los historiadores y arqueológos creían, al ser las únicas que existen en el archipiélago, que era para moler granos y derramar leche; pero que en el caso de Zonzamas sería extraño porque era una llanura y suele hacer viento. Tampoco hay agua y menos un sistema de recogida.

De acuerdo con los nuevos datos expuestos, todos los meses estarían representados por cada tira de roca que en la isla llaman «Quesera» de Zonzamas. «Los días suman 365 en total lo que sería un calendario solar similar al egipcio y otros», indica el estudio. Además, tenían «un calendario lunar» que se está ultimando su pubicación. Por lo tanto, es «un calendario lunisolar, como fue propuesto por Cedeño en 1682)».

El calendario se ubicaba en Zonzamas en una zona llamada «Quesera» porque su estructura tiene apariencia de ser una tabla de quesos. Es decir: hicieron líneas paralelas con la que se realizaban estimaciones sobre el transcurrir el tiempo en la isla. Estas estructuras están talladas sobre roca basáltica y han resistido el paso del tiempo. A unos cuarenta metros se han localizado piedras en círculo que algunos expertos creían como túmulos.

Los antiguos canarios en Lanzarote conocían la necesidad de controlar el tiempo y se regían por Egipto

En la isla de Lanzarote hay detectadas dos superficies: Una en Zonzamas y otra en el Malpaís de La Corona, cerca de Los Jameos del Agua. Hubo en el pueblo de San Bartolomé y otro en la montaña Mina pero han desaparecido. Los científicos apuntan que estas superficies eran empleadas como calendarios prehistóricos.

Uno de los autores del estudio, pasó muchos días y noches cerca de «La Quesera» para analizar interpretar mediciones astronómicas. Comenzó a analizar el amanecer y la altitud solar todos los días durante un período de dos años desde «Quesera» de Zonzamas, que se ubica a 162 metros sobre el nivel del mar. Los datos se introdujeron en un programa informático que calculó todas las demás mediciones. Con esos algoritmos se han obtenido que han sido comparados con otros calendarios existentes en Egipto.

A juicio de de Medina y Arnáiz, el ángulo de las montañas Maneje-Tahiche no genera la misma sobra y mediciones en periodos de verano o invierno. La oblicuidad eclíptica varían generando un contorno que se asemeja a la silueta de la montaña Tahiche, donde el sol se elevó al comienzo de año antiguo canario, que comenzaba en el solsticio de verano, según relatan los historiadores, el 21 de cada mes de junio.