Zapatero asegura no estar molesto con el manifiesto de Chacón
José Luis Rodríguez Zapatero a la salida del Congreso de los Diputados siendo ya expresidente del Gobierno - ABC

Zapatero asegura no estar molesto con el manifiesto de Chacón

El expresidente dice que será «absolutamente neutral» en el Congreso del PSOE

EP
MADRID Actualizado:

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero será "absolutamente neutral" en el 38 Congreso Federal de su partido, según asegura él mismo en una entrevista en el 'Diario de León' en la que, además, deja claro que no le molestó el manifiesto 'Mucho PSOE por hacer' que firmaron los exministros Carme Chacón, Francisco Caamaño y Juan Fernando López Aguilar entre otros dirigentes.

Zapatero ya había transmitido a través de fuentes de su entorno que tampoco le había molestado el segundo texto publicado la semana pasada, 'Yo sí estuve allí' que firmaron una veintena de ex altos cargos. En la entrevista en 'Diario de León', recogida por Europa Press, afirma que él no impulsó este segundo texto --"impulsar nada, desde luego"-- y achaca ambos al "proceso lógico del debate precongresual, donde hay que elegir una nueva dirección y hay que fijar los contenidos básicos de un proyecto".

Así, dice que él no ve excesos verbales ni de deslealtad en el texto de Chacón e insiste en que como presidente siempre ha tenido "apoyo incondicional" y "lealtad ejemplar" de sus "compañeros", incluso en "decisiones muy difíciles". Y ahora, ante el Congreso, es partidario de que "fluyan las energías, las posiciones y, por supuesto, la autocrítica".

Evita autoevaluarse

No obstante, Zapatero evita hacer una evaluación en primera persona de su acción de Gobierno, porque cree que para eso hace falta "perspectiva en un doble sentido", es decir, "un poco de tiempo" y "que sean los demás".

Preguntado por la tardanza en reconocer la crisis --algo que el texto de Chacón critica-- o si se tardó en tomar decisiones, insiste en que hace falta tiempo para valorar "una tarea de gobierno que tiene una enorme densidad". Sobre el papel que tendrá él en el Congreso del PSOE, insiste en que será "absolutamente neutral" y en que ni siquiera va a dar su opinión de lo que "sería más conveniente", porque quiere ser "extraordinariamente escrupuloso con el debate" y con la dirección que elijan.

Según Zapatero, en el 35 Congreso en el que él fue elegido su antecesor Felipe González "fue neutral", aunque reconoce que "otra cosa es que todo el mundo quiera hablar con él y que sea referente".

Buena relación con Rajoy

Así lo hace él mismo en la entrevista, en la que evita juzgar a Rajoy, expresa respeto por el Gobierno que ha formado y le desea "suerte". Incluso dice tener con él una "buena relación personal" a pesar de que ha sido su mayor adversario político. Zapatero dice despedirse de la política sin tener "ningún sentimiento negativo hacia nadie ni hacia nada". Zapatero insiste en que ha dejado su responsabilidad con normalidad y sin "nostalgia especial" porque ya tenía "muy asumido" que termina una etapa. Y menciona como "lo más notable" que ha vivido desde que es expresidente la "tranquilidad" que ha recuperado después de años de estar "siempre alerta".

En Madrid, por sus hijas

Zapatero reconoce que se ha quedado a vivir en Madrid por sus hijas, que tienen su vida hecha en la capital: "Todos los padres entienden lo que me ha pasado; que es que tú propones y tus hijas disponen. Esa es la realidad de la vida y cuando tienen 16 o 18 años mucho más". Eso sí, dice que intentará "fomentarles el amor a León", ciudad de la que salieron "muy pequeñas" y visitar su tierra "lo máximo posible". Según dice, después de gobernar ocho años se siente "muy parecido" en sus "raíces vitales; los amigos, la añoranza de la pesca, un buen libro y la familia".