Íñigo Urkullu declaró como testigo en el juicio del «procés»
Íñigo Urkullu declaró como testigo en el juicio del «procés» - EFE

El tiro por la culata

El lendakari hizo dos aseveraciones que contradicen la línea de argumentación de los abogados de los inculpados y del independentismo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El lendakari Iñigo Urkullu ha declarado en el Supremo como testigo de la defensa de Jordi Turull. En este sentido, el interrogatorio fue conducido por Quico Homs, exconsejero de Artur Mas. Pero el tiro le salió por la culata a Homs. Y ello porque Urkullu hizo dos aseveraciones que contradicen la línea de argumentación de los abogados de los inculpados y del independentismo. La primera es que no existió mediación alguna del lendakari porque Rajoy se negó siempre. Aseguró que simplemente se limitó a facilitar la comunicación entre las dos partes. Y la segunda es que Puigdemont había decidido convocar elecciones en la noche del 26 de octubre de 2017, pero finalmente optó por la declaración unilateral de independencia por «las presiones populares». Las dos afirmaciones dejan en pésimo lugar a Puigdemont al derribar su relato de una negociación frustrada con el Gobierno que nunca existió.