Pedro Sánchez, presidente del Gobierno - EFE

Sánchez: «Si no aprobamos los Presupuestos, mi vocación de agotar la legislatura se ve acortada»

El presidente del Gobierno reconoce por primera vez que no podría llegar a 2020 si no logra apoyo para las cuentas

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido este martes por primera vez que si es incapaz de aprobar los Presupuestos Generales de 2019 su intención de mantenerse en La Moncloa hasta 2020 estará comprometida.

«Si no logramos aprobar los Presupuestos es evidente que mi vocación de llegar al fin de la legislatura se ve acortada«, ha reconocido durante su intervención en un foro de «The Economist» que se celebra en Madrid.

«Yo asumí unos Presupuestos que no eran míos, que había rechazado y nuestra vocación es tratar de llegar a un acuerdo presupuestario. El problema es que PP y Ciudadanos quieren saber nada de los PGE y los independentistas piden cosas que no tienen nada que ver con los PGE. Están intentando judicializar la política», ha reprochado Sánchez, culpando al resto de formaciones de la situación actual.

Sánchez ha vuelto a destacar que solo a él compete la convocatoria electoral y que lo hará cuando considere que unas elecciones son «beneficiosas para el país». «No lo voy a hacer en aras del interés del PSOE o porque me lo indique un partido u otro», ha dicho.

Sánchez ha reivindicado el acuerdo con Podemos porque «es bueno para el país no solo en términos económicos», destacando que un partido«que en su nacimiento cuestionaban la UE» ahora ha firmado un acuerdo que respeta los compromisos con Bruselas: «Eso es bueno, demuestra que el sistema político español es capaz de partidos que se situaban en los márgenes del sistema como fue Podemos puedan participar».

Sobre la posibilidad de adelantar elecciones, ya se expresó ayer el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien dijo que «nada es descartable» cuando se le preguntó por si sería posible un adelanto de elecciones generales para hacerlas coincidir con las europeas, municipales y autonómicas del mes de mayo: «Sabiendo lo líquida que es la política no hay que aventurar nada. De aquí a mayo queda mucho».

El hombre fuerte del PSOE en el Gobierno insistió en el plan A, que es intentar aprobar las cuentas. «Ahora el presidente está concentrado en salvar estos obstáculos», dijo Ábalos, que recalcó que «cada hecho va a condicionar el siguiente». Su opinión no es cualquiera en el Consejo de Ministros. Ábalos sigue participando de la toma de decisiones estratégicas en el Ejecutivo. Y siempre ha estado alineado en las tesis de que estirar la legislatura a cualquier precio no es lo más conveniente.