Constantinos Stefanopoulos. ABC

El presidente griego visita España para estrechar relaciones dentro de la UE

El presidente de Grecia, Constantinos Stefanopoulos, llega hoy a Madrid para realizar una visita de Estado a España de tres días en devolución del viaje que los Reyes realizaron a su país hace tres años. En declaraciones a ABC, el dirigente heleno destacó que en las entrevistas con los políticos españoles se tratará la crisis mundial por los ataques terroristas, además de las relaciones bilaterales España-Grecia.

ATENAS. Begoña Castiella, corresponsal
Actualizado:

Es la primera vez que visita oficialmente España como presidente de la República Helénica desde la visita de Constantinos Karamanlis en Octubre de 1984.

-¿Se trata de una simple visita protocolaria o de algo más?

-Esta visita es la devolución de la que fue efectuada por Sus Majestades los Reyes de España en Atenas, en Mayo de 1998. Se trata, espero, de una visita con esencia y contenido, destinada a confirmar las excelentes relaciones entre los dos países a todos los niveles y su posterior desarrollo.

-¿Qué espera de este viaje?

- Creo que esta visita puede ser el impulso para alcanzar un mayor desarrollo de las relaciones hispanohelenas tanto en el terreno económico y comercial como en el cultural. Los lazos que unen a estos dos países son especialmente fuertes y las manifestaciones que se están realizando, importantes y variadas.

-Tendrá extensos contactos con el Rey y con los principales dirigentes políticos, ¿cuáles serán los temas principales de estos encuentros?

-Creo que trataremos todos los temas de actualidad, como el reciente atentado terrorista en EE.UU., sus consecuencias y la manera de afrontar esta situación. Hablaremos también de asuntos que interesan a nuestros respectivos países y que están relacionados con la evolución de la Unión Europea, con la situación en los Balcanes -especialmente en la antigua república yugoslava de Macedonia- y en Oriente Medio, las relaciones entre Grecia y Turquía y el tema de Chipre. También puede que tratemos cuestiones relacionados con el Mediterráneo y las relaciones de los países de esta zona con la UE.

-Las relaciones entre Grecia y España, no sólo en el terreno institucional y político, sino también en el comercial y cultural han aumentado. ¿Cree que este encuentro aportará nuevas propuestas?

-Nuestros dos países están tradicionalmente unidos por estrechos lazos en el ámbito cultural, lazos en los que trabajamos con mucho cuidado para aumentar y desarrollar los acontecimientos culturales de todo tipo que se realizan tanto en Grecia como en España. En lo que se refiere al terreno económico y comercial, aunque mantenemos una excelente cooperación, creo que existen posibilidades para un mayor desarrollo, activando el interés empresarial por ambos países. Hay que destacar que la balanza comercial es siempre deficitaria para mi país, lo que significa que se deberá intentar el aumentar las exportaciones griegas a España. Se necesitará hacer también un esfuerzo en el campo de las inversiones por ambas partes.

-Las posiciones de Grecia y España en la Unión Europea son muy parecidas y además en muchos temas son casi idénticas, ¿cree que podrá efectuar alguna aportación en este campo?

-Grecia y España, sobre todo tras su entrada en la Unión Europea, han desarrollado lazos especiales de colaboración y solidaridad con excelentes resultados. Nuestros dos países tienen metas y aspiraciones comunes en el marco de la Unión que se basan en factores sociales y económicos comunes. Apoyándonos en esto, nuestra envidiable colaboración puede continuar y verse fortalecida.

-¿Solicitará la ayuda de España para alcanzar una solución al conflicto de Chipre y para conseguir acelerar su ingreso en la Unión Europea?

-Grecia apoya con constancia los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas para conseguir una solución justa, permanente y total que garantice los intereses de todos los chipriotas. España, junto con los demás países de la Unión Europea ha manifestado repetidamente su apoyo a los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas y a la necesidad de ejercer presiones sobre la parte turcochipriota y turca para poder cambiar la intransigencia del líder turco-chipriota y se puedan reanudar las conversaciones.Por nuestra parte, hacemos todos los esfuerzos posibles y esperamos conseguir el arreglo del problema político antes de la entrada de Chipre en la UE.