El PP rechaza la huelga feminista: «Busca enfrentar a mujeres y hombres»

«Es una huelga de élites feministas pero no de mujeres reales con problemas cotidianos», asegura Génova

Génova censura los «debates absurdos» como el de usar «portavoza» porque desvían del reto real de la igualdad

MadridActualizado:

El Partido Popular se posiciona claramente en contra de la huelga feminista convocada para el 8 de marzo, con motivo del Día de la Mujer, por considerar que la movilización es «elitista e insolidaria» y porque su ánimo es «enfrentar a mujeres y hombres». Los populares enviarán a sus cargos un argumentario para marcar así su posición ante el movimiento feminista que secundan sindicatos y partidos de la izquierda, incluido el PSOE. El PP reivindicará en esa fecha los «logros conseguidos» para la igualdad y se comprometerá a «eliminar las barreras» que todavía existen.

Para empezar, el PP cree que la convocatoria solo busca dividir. «Es una huelga que apuesta por el enfrentamiento entre mujeres y hombres, cuando la igualdad solo al alcanzaremos desde la unidad y la corresponsabilidad de mujeres y hombres», argumenta el PP en un documento interno en el que se extiende en esta cuestión concreta. La igualdad, recalca el PP, no es «algo de mujeres, es un asunto de todos».

En segundo lugar, el PP ataca la convocatoria porque a su juicio está diseñada por «élites feministas» que no reflejan los «problemas cotidianos» de las «mujeres reales». El argumentado dice así: es «elitista e insolidaria» con los dos millones de mujeres en paro y que, por tanto, no pueden hacer huelga. «¿Cómo puede Susana Díaz sumarse a la huelga, teniendo en Andalucía la tasa de paro femenino más alta de España, con más de 500.000 mujeres sin empleo?», se preguntan los populares. Es insolidaria, insisten, con las autónomas que tienen un negocio y «no pueden cerrar». Es insolidaria, añade el PP, con las mujeres que cuidan «en soledad» de mayores y «que si ellas no hacen su trabajo, nadie lo hará por ellas». Y, terminan, «es una huelga de élites feministas pero no de mujeres reales con problemas cotidianos».

El partido del Gobierno considera además que la huelga «pretende romper» el «modelo de sociedad occidental», que es la más avanzada en derechos y oportunidades para las mujeres. «Es un error mayúsculo intentar romper un modelo de sociedad que, a pesar de sus errores permite que en la actualidad en España estén trabajando más mujeres que nunca y que seamos el país de la UE en el que se crea más empleo ocupado por mujeres», señalan los populares. Entre otros datos, recuerdan que el 60% de los licenciados en España son mujeres y en el Parlamento rocupan un promedio del 40% de los escaños.

El PP recuerda el camino andado en España para la consecución de derechos y la igualdad entre géneros, consagrados por la Constitución, y asegura que «en la actualidad no existe un problema de reconocimiento de derechos, sino de trasladarlos» en el «día a día». Es decir, reconoce que existen lagunas en su aplicación efectiva, empezando por la conciliación laboral y familiar, pero discrepan del panorama negro que dibuja el feminismo. Entre los cargas soportadas, señalan que todavía hoy las mujeres dedican dos horas más al día al trabajo dentro de casa que los hombres y que ellas solicitan en un 90% de los casos la excelencia para el cuidado de menores y ancianos.