Miguel Angel Escribano, marido de la mujer asesinada en Costa Rica, y la madre de la turista española, María Pilar López, durante la rueda de prensa este jueves - EFE / Vídeo: EP

«Las playas de Tortuguero estaban siendo patrulladas y nadie nos avisó»

Miguel Ángel Escribano, marido de la turista española asesinada en Costa Rica, pide «que no descansen» en la búsqueda del culpable

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El marido de la turista española asesinada en Costa Rica el pasado sábado, Miguel Ángel Escribano, ofreció ayer una rueda de prensa en el Ayuntamiento de San Fernando de Henares, localidad madrileña en la vivía junto con la fallecida, para reivindicar que la búsqueda del culpable no cese, y reprochó la falta de información sobre la seguridad de la zona. «Hay que encontrar al cobarde asesino, señores costarricenses, no descansen, me lo deben a mí, a mi familia, y a los españoles», reclamó el marido de la víctima, Arantxa Gutiérrez.

Refiriéndose además al Gobierno español, les pidió que «nos defienda, que nos avise de nuestro riesgo y que colabore con la investigación, que no nos fallen una vez más».

Acompañado de varios familiares de la víctima, aprovechó para recriminar que «nadie» les avisara del peligro que corrían en la zona. «Nosotros nos informamos antes de viajar, pero ni las autoridades costarricenses, ni las de mi propio país, nos informó de que las playas de Tortuguero estaban siendo patrulladas por la policia día y noche, cosa que parece que nadie lo sabía». Miguel Ángel denunció que, en el momento de su estancia, una «casualidad» hizo que retiraran el destacamento de policía «para atender otros asuntos».

En la misma línea, criticó la situación de migración en Costa Rica, que trabajan «en hoteles o sin ellos», y, además, «¿con antecedentes penales o sin ellos», preguntó. El presunto asesino, en libertad por falta de pruebas, es un nicaragüense sin papeles.

El móvil sexual del crimen

Por último, lanzó un mensaje refiriéndose al presunto móvil sexual del asesinato: «Arantxa salió a correr por la playa a plena luz del día, como cualquiera que disfruta de sus vacaciones, y fue atacada por un maldito indeseable, un despojo de la condición humana, y con el móvil de la agresión sexual fue asesinada a tan sólo 50 metros del hotel en el que estábamos»

«Una vez más somos testigos del ataque salvaje y cobarde a una mujer, en esas creencias sociales que normalizan la violencia contra las mujeres», sostuvo Miguel Ángel. «Ignoramos hasta dónde se extiende el machismo y hasta donde la sociedad boicotea la dignidad de las mujeres a favor de la masculinidad hasta tal punto que una mujer no pueda disfrutar de la naturaleza a plena luz del día ella sola, generando miedo e inseguridad al resto de las mujeres para vivir su libertad», acusó.

En este sentido, la pareja de Arantxa difundió su palabra: «Queremos a las mujeres vivas, iguales, dignas y con orgullo y las queremos así en España, en Costa Rica y en el mundo entero. Consigámoslo ya».

«Ahora según nos dicen la policía judicial está en fuertes investigaciones sobre este tema y eso es lo que pedimos que continúen, que no descansen, que encuentren al responsable o a los responsables de esta barbarie», señaló Miguel Ángel, mientras terminada de leer su discurso en la pantalla de su teléfono móvil.

Los familiares de Arantxa han agradecido el apoyo recibido por parte de la Embajada y el Consulado Español en Costa Rica, de las autoridades judiciales y políticas del país y de las fuerzas de seguridad costarricenses, así como del equipo que les ha facilitado apoyo psicológico, el Ayuntamiento y los vecinos de San Fernando de Henares, añade Efe.