Pretenden hacer la consulta sin consenso y sin censo oficial
Pretenden hacer la consulta sin consenso y sin censo oficial - EFE

La Obra Cultural Balear convoca una consulta sobre monarquía o república en todos los municipios isleños

La entidad recalca que el referéndum, que se celebrará los días 6 y 7 de abril, tendrá un carácter meramente simbólico

Palma de MallorcaActualizado:

El presidente de la Obra Cultural Balear, Josep de Luis, ha entregado este martes un escrito a la Delegación del Gobierno en Baleares en el que comunica que dicha entidad ha convocado para los próximos días 6 y 7 de abril concentraciones en los 67 municipios que hay en la Comunidad, para que los asistentes a dichas concentraciones puedan votar de manera simbólica acerca de si prefieren una monarquía o una república en España. Será la primera vez que se celebrará una consulta de estas características en el conjunto del Archipiélago.

La presentación del citado escrito por parte de la OCB ha coincidido en el tiempo con el propósito inicial de seis municipios de Mallorca de celebrar entre finales de marzo y principios de abril sendos referéndums sobre monarquía o república en cada uno de ellos. Los citados municipios serían Artà, Esporles, Pollença, Porreres, Santa Margalida y Valldemossa. Precisamente, la Junta Electoral Provincial de Baleares ha decidido autorizar este martes la «consulta popular simbólica» prevista en Valldemossa los días 30 y 31 de marzo, que sería la única autorizada hasta ahora.

La OCB, creada en 1962, fue en el pasado un referente en la recuperación de la lengua y la cultura propia de las Islas, pero a lo largo de la última década ha pasado a ser, esencialmente, una de las principales entidades soberanistas de Baleares. En la actualidad, recibe subvenciones del Gobierno balear, el Consell de Mallorca, el Ayuntamiento de Palma y la Generalitat de Cataluña. La OCB forma además parte de la denominada Federación Llull, creada en Palma en 1990 y conformada también por Acció Cultural del País Valencià y por Òmnium Cultural.

«Sin ningún tipo de censo»

En el mencionado escrito entregado a la Delegación del Gobierno, el presidente de la OCB señala que esta entidad ha convocado una serie de actos para los días 6 y 7 de abril, «consistentes en varias concentraciones, en el transcurso de las cuales se habilitarán sistemas de consulta populares para que, de forma simbólica y sin ningún tipo de censo, se pueda recoger la opinión de aquellas personas que voluntariamente participen respecto de las preferencias organizativas de los poderes públicos». La mayoría de concentraciones y votaciones se llevarán a cabo en las respectivas plazas de los ayuntamientos de cada municipio. Como se ha señalado, en cada uno de dichos actos los participantes podrán votar acerca de si prefieren una república o una monarquía en nuestro país.

De Luis argumenta en su escrito que los citados actos convocados por la OCB están amparados en «la libertad ideológica», el «ejercicio legítimo» de «la libertad de expresión», el «derecho de reunión» y el «derecho a participar en asuntos públicos». En principio, se prevé que la duración de los distintos actos sea de unas dos horas de media, si bien «dependerá de la afluencia que la convocatoria pueda tener en cada uno de los lugares».

Según ha explicado De Luis a ABC, la iniciativa de la OCB ha surgido «después de que en varios municipios se hayan prohibido las consultas simbólicas que se querían organizar». Con las concentraciones previstas ahora por la citada entidad para el mes de abril, «se quiere dar cobertura a las personas que, en cualquier municipio, quieran organizar el acto por su cuenta». En ese contexto, el equipo organizador de las consultas irá informando en los próximos días sobre los procedimientos, las papeletas, los recuentos o la recogida de datos. Además, coincidiendo con el encuentro de socios de la OCB el próximo 7 de abril en Lluc, «también está prevista una zona donde poder hacer la consulta popular».

Por su parte, el presidente del Foro Baleares de la Solidaridad y del Progreso, Cosme Bernat Brull, ha criticado la citada iniciativa. En concreto, ha indicado que considera «muy grave» que «una entidad que recibe dinero público de todos los baleares se dedique a perder el tiempo de esta manera». En ese contexto, ha pedido la «suspensión de las subvenciones públicas a esta entidad pancatalanista y separatista».