Margallo: «El Brexit es la mayor oportunidad para España en Gibraltar desde Utrecht»

El ministro de Exteriores en funciones ofrece a Reino Unido la cosoberanía en el Peñón

MadridActualizado:

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha ofrecido al Reino Unido una cosoberanía en Gibraltar que evite a sus habitantes los efectos de la salida de la Unión Europea y ha dicho que el Brexit es «una oportunidad para España» como no había existido desde el Tratado de Utrecht.

En declaraciones a Efe, García-Margallo ha explicado que además de la cosoberanía, que permitiría la aplicación en Gibraltar del Derecho de la UE, España propondrá un estatuto personal para que los gibraltareños tengan la doble nacionalidad y un estatuto especial para el Peñón por un tiempo determinado.

«Sería una situación de seguridad y certeza jurídica que beneficiaría a todo el mundo, por eso yo creo que cuanto antes nos pongamos a la tarea será infinitamente mejor para todos», ha dicho García-Margallo al término de la primera reunión interministerial sobre Gibraltar tras el Brexit, en la que han participado representantes de la Junta de Andalucía y de la mancomunidad de municipios del Campo de Gibraltar.

Implicación total

El secretario de Estado británico para Europa, David Lidington, ha dado cuenta este martes ante la Cámara de los Comunes de las conversaciones mantenidas con Picardo desde el 23 de junio, fecha de celebración del referéndum.

Ambas partes han hablado en tres ocasiones desde entonces y, según Lidington, el Gobierno británico se ha comprometido «a implicar plenamente a Gibraltar en las negociaciones sobre la salida de la UE y las futuras relaciones con los Veintisiete».

Desde el Reino Unido se plantea la inclusión total de Gibraltar en las negociaciones del Brexit. «También he invitado al ministro principal a identificar cuáles son las prioridades económicas para el pueblo de Gibraltar», ha explicado el secretario de Estado británico.

El Ejecutivo del Peñón, abiertamente contrario al Brexit, aspira a negociar un nuevo estatus dentro de la UE para contener las repercusiones económicas que supondría la salida completa de Reino Unido del bloque comunitario.

Picardo ha mantenido durante estas semanas que su Ejecutivo no sólo será «consultado» por Londres en los próximos meses, sino que se implicará «por completo» en las negociaciones. Su objetivo pasa por seguir la estela del Gobierno escocés, que también ha pedido que se tenga en cuenta el rechazo mayoritario en Escocia al Brexit.