Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos - EFE | Vídeo: EP

Lastra asegura que el Gobierno dará un plazo más a la familia Franco antes de la exhumación

El viernes termina el procedimiento administrativo pero la número dos del PSOE dice que la familia todavía puede recurrir

MadridActualizado:

En el próximo Consejo de Ministros el Gobierno dará uno de los últimos pasos en la exhumación de Franco. Otra vez. La número dos del PSOE, Adriana Lastra, ha manifestado hoy lunes que «este viernes concluye la tramitación del expediente administrativo».

Pero sin embargo el proceso todavía no ha terminado. El Gobierno contempla desde hace tiempo que, al no contar con el beneplácito de la familia, este proceso terminará en los tribunales. Por eso este viernes se prevé abrir otro plazo de 15 días para alegaciones para que «la familia pueda recurrir».

Este nuevo plazo no estaba previsto a priori, ya que un segundo periodo de alegaciones concluyó el 22 de enero y en el que la familia cuestionó el procedimiento. Este nuevo plazo estaría encaminado a solicitarle a la familia que facilite un emplazamiento para la inhumación. Pero se rechaza la cripta de la Almudena, para lo que la Delegación del Gobierno en Madrid emitió un informe que alegaba motivos de seguridad y orden público para rechazar allí la inhumación.

El traslado del cuerpo del dictador se ha dilatado durante seis meses, más tiempo del inicialmente previsto. Un retraso que fuentes citadas por Efe atribuyen al «comportamiento obstruccionista" de los familiares del dictador, la Fundación Francisco Franco, la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos y también la Abadía Benedictina de la Santa Cruz del Valle.

No va a atender el Gobierno la pretensión de los familiares de llevar el cadáver de Franco a la cripta de la catedral de la Almudena y alega para ello la «imposibilidad legal» esgrimida por la Delegación del Gobierno en Madrid en las conclusiones de un informe redactado ex profeso sobre la cuestión.

Si el lugar escogido por la familia no fuera compatible con los que permitan garantizar el orden público y la seguridad, el Ejecutivo tomará una decisión y determinará dónde Franco es enterrado de nuevo, eso sí, «con el máximo respeto a la dignidad de la familia y el decoro y respeto propios de una actuación como la prevista».