Pedro Sánchez y Felipe González
Pedro Sánchez y Felipe González - REUTERS

Los jóvenes impulsaron las victorias de González y Aznar... y ahora prefieren a Pedro Sánchez

González y Aznar ganaron en 1982 y 1996 con un amplio apoyo de los jóvenes

El 17,5 por ciento de los españoles que tienen entre 18 y 24 años prefieren ahora al PSOE

MadridActualizado:

Felipe González consiguió en 1982 la primera mayoría absoluta desde la Transición. El 48,11 de los españoles votaron al PSOE, partido que consiguió 202 diputados. Una victoria abrumadora. Entre los que tenían 18 y 29 años, el porcentaje de voto al PSOE ascendió al 59 por ciento. Los jóvenes impulsaron el primer gran éxito de González, que con los años perdió el aroma juvenil.

Entre 1982 y 1996, cuando el «popular» José María Aznar desalojó del Palacio de La Moncloa a González, el porcentaje de voto al PSOE fue cayendo: al 50 por ciento en 1986, al 35 por ciento en 1989, al 34 por ciento en 1993 y al 28 por ciento en 1996.

Con el PP ocurrió lo contrario. En 1989, cuando dejó atrás Alianza Popular y comenzó su renovación con Aznar, consiguió el apoyo del 14 por ciento de los jóvenes, por debajo el 25,79 por ciento que obtuvo el PP en las urnas. En cuatro años, los españoles entre 18 y 29 años partidario de un Gobierno con Aznar al frente crecieron hasta el 27 por ciento: en 1993 el PP consiguió el 34,76 por ciento de los votos. En 1996, cuando por fin Aznar superó al PSOE, el porcentaje de jóvenes que apoyaba al PP era del 36 por ciento.

Como señala en un estudio Félix Moral, del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), «el voto de los jóvenes en las últimas décadas ha tenido un significado claro como impulsro del cambio y la alternancia en el Gobierno: primero contribuyendo a la victoria del PSOE, después abandonando a este partido para provocar la alternancia del PP».

Los jóvenes de la España resultante de la Transición eran socialistas, los de la España de la renovación dejaron de desconfiar de la derecha. Para las elecciones del 20 de diciembre hay dos nuevos actores políticos. Ciudadanos y Podemos, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Se presentan como las alternativas a la vieja política. Son, dicen, los mejores representantes de una sociedad que reclama otra forma de hacer la cosas. El mejor antídoto contra la casta política.

¿A quién votan los jóvenes que quieren hacer la segunda Transición?

Según el barómetro del CIS de octubre, que recoge la intención de voto a dos meses de las elecciones generales, los españoles que tienen entre 18 y 24 años prefieren a Pedro Sánchez, candidato del PSOE a las generales. El 17,5 de los españoles que pertenecen a esta franja de edad votarán al PSOE, según la encuesta, el 14,1 por ciento a Podemos y el 10,7 por ciento a Ciudadanos.

En la era de la nueva política, los jóvenes siguen confiando en el PSOE, aunque muy lejos de los niveles de apoyo que obtuvieron Felipe González en 1982 y José Luis Rodríguez Zapatero en 2004, ambos con porcentajes superiores al 50 por ciento. Quien pierde es el actual presidente del Gobierno: Mariano Rajoy solo convence al 9,7 por ciento de los jóvenes.

En cambio, en el rango de edad 25-34 años, Iglesias supera a Sánchez. El 16,9 por ciento de los encuestados responden que votarán a Podemos por un 12,5 que elegirá la papeleta del PSOE. En esta franja Rajoy (8,1 por ciento) también sigue por debajo de Rivera, que convence al 11,9 por ciento de los jóvenes que empiezan a dejar de serlo.