Dolors Montserrat, portavoz parlamentaria del PP
Dolors Montserrat, portavoz parlamentaria del PP - EFE

Calvo insinúa que la portavoz del PP no sabe «castellano»

La vicepresidenta se burla de la «performance» de Dolors Montserrat en el Pleno entre mofas del PSOE

MadridActualizado:

El duelo de la portavoz parlamentaria del PP, Dolors Montserrat, con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se ha convertido en un clásico de las sesiones de control de los miércoles en el Congreso. Pero la rivalidad política se ha transformado hoy en una mofa general de la bancada socialista cuando Calvo se ha burlado de la intervención de Montserrat, que ha calificado de «performance» o «intervención artística».

Montserrat se ha trabado varias veces al preguntar a Calvo sobre su labor de coordinación en el Gobierno de Pedro Sánchez, que ha calificado de «camarote de los hermanos Marx», lo que ha suscitado las chanzas de los socialistas en el hemiciclo. La vicepresidenta ha cerrado su turno insinuando que la portavoz del PP, catalana, no sabe «castellano».

«Lo que este Gobierno hace es coordinación, en castellano, lo que ustedes hacían, búsquele usted el nombre», ha señalado Calvo. Entre chanzas de los socialistas, ha acusado a Montserrat de «atrevimiento artístico» durante las sesiones de los miércoles.

Justo antes, la portavoz parlamentaria del PP citaba como uno de los «momentos estelares» de la descoordinación del Ejecutivo de Sánchez su postura ante la prostitución.

«Tienen a las prostitutas desconcertadas. La señora Valerio cree que son un gol por la escuadra, la señora Delgado es la máxima defensora de sus servicios. Sus compañeros socialistas andaluces frecuentan con dinero público la prostitución. ¿Usted como ministra de Igualdad y andaluza, a quién apoya?», le espetó Montserrat, alentando la bronca previa con la izquierda del arco parlamentario.

«En su atrevimiento artístico me coloca todos los miércoles en esta situación», ha respondido Calvo, contraatacando al ejecutivo anterior de Mariano Rajoy. «Usted formaba parte de un Gobierno donde el presidente decía habitualmente no lo sé, no me consta, no me lo han contado...».