Mas, a «Le Monde»: «Pertenecemos al Estado español por la fuerza desde hace 300 años»
El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, ha concedido una entrevista al periódico galo - efe

Mas, a «Le Monde»: «Pertenecemos al Estado español por la fuerza desde hace 300 años»

«Cataluña podría perfectamente ser un Estado independiente dentro de la Unión Europea», asegura el presidente regional al vespertino francés

corresponsal en parís Actualizado:

Artur Mas, presidente de la Generalitat catalana no excluye la convocatoria de un referéndum, para pedir la independencia de Cataluña, si el gobierno español rechazase el nuevo pacto fiscal que el gobierno catalán espera presentar a finales de este año. «Cataluña podría perfectamente ser un Estado independiente dentro de la Unión Europea», asegura en una entrevista concedida al vespertino francés «Le Monde».

A la pregunta «¿ha llegado para Cataluña la hora de emanciparse de España?», Mas responde: «Cataluña dispone de su autonomía desde hace treinta años. Esa autonomía ha funcionado bien; pero esa etapa ha llegado a su fin. La autonomía no nos permitirá conseguir más autogobierno. Hay que trazar un nuevo camino, una transición nacional guiada por este principio: Cataluña es una nación, y debe tener derecho a decidir su futuro. En ese esquema, podemos quedarnos cerca de España; incluso dentro. O podemos ir más lejos, incluso fuera. Es lo que será necesario determinar los próximos años.

«Pertenecemos al Estado español por la fuerza desde hace más de 300 años»

«A título personal», Mas se dice próximo a los catalanes independentistas, y agrega: «A mi modo de ver, Cataluña podría perfectamente ser un Estado dentro de la Unión Europea». Perspectiva que el presidente de la Generalitat se apresura a matizar en el mismo párrafo: «Políticamente, la realidad es mucho más complicada. Porque Cataluña es una sociedad muy mezclada: más de la mitad de su población es de origen español o extra español. Porque pertenecemos al Estado español desde hace más de quinientos años, más de trescientos por la fuerza, tras haber perdido dos guerras. Porque muchas empresas catalanes tienen en España su mercado natural. Hay muchos intereses cruzados».

Más poder a Bruselas, menos a Madrid

Tras esas matizaciones, Mas vuelve a aventurarse por la política ficción de una Europa de «otra naturaleza», que él imagina muy libremente, de este modo: «Nuestra idea de la Europa del futuro es una Europa con menos Estados centrales y más gobiernos territoriales. Una Europa más federal con más poder para Bruselas, menos poder para París, Madrid o Berlín, con más poder para Barcelona y Toulouse». En esa lejana Europa teórica, alejadísima de la realidad política, Mas llega a pesar que «si Cataluña fuese un Estado independiente, el gobierno catalán tendrán de 10.000 a 15.000 millones de euros de más».

Volviendo de la futurología europea al terreno político español, Mas anuncia que, a corto y medio plazo, durante los próximos meses, tras el voto previsto en el Parlamento catalán, su gobierno presentará al gobierno y los partidos políticos españoles un proyecto de nuevo pacto fiscal, entre Cataluña y el Estado. Ese proyecto de nuevo pacto catalán debería estar listo a finales del 2012 o principios del 2013. «A partir de ahí, ya veremos», dice.