Teresa Rodríguez posa junto a Pablo Iglesias durante un acto de Podemos en Córdoba en una imagen de archivo
Teresa Rodríguez posa junto a Pablo Iglesias durante un acto de Podemos en Córdoba en una imagen de archivo - ALVARO CARMONA

Alarma en Podemos ante la desconexión del sector anticapitalista

Las primarias en Andalucía pueden convertirse en el primer escenario de un conflicto que trasciende a la comunidad

MadridActualizado:

El conflicto entre la ejecutiva de Podemos Andalucía y la dirección estatal del partido podría ser solo la punta del iceberg de un problema que pasa por el enfrentamiento entre las corrientes «pablistas» y anticapitalistas de la formación. Los últimos movimientos de Teresa Rodríguez, aunque alarmantes, no son tan extraños para la dirección estatal, que comienza a apreciar un cierto patrón en las actitudes que han tenido o tienen miembros anticapitalistas o sus afines en otras comunidades.

El caso andaluz es el más relevante por varios motivos. El primero es que es el único territorio en el que los anticapitalistas, encabezados por Rodríguez, tienen el control de la formación. El segundo, es que lo que ha hecho saltar las alarmas en la dirección estatal tiene que ver con movimientos de la dirección andaluza que inclinan a pensar a ciertos sectores del partido en la construcción de una estructura paralela a Podemos.

La cosa está más clara si se tiene en cuenta que la líder anticapitalista ha registrado un partido político, Marea Andaluza, en el Ministerio del Interior y que ha puesto a tres personas de su máxima confianza como sus tutores legales. La falta de información de este proceso por parte de la dirección andaluza a la estatal, así como todos los movimientos que tienen que ver con la construcción de la candidatura de Podemos Andalucía de cara a las elecciones municipales y autonómicas, son los principales motivos que aducen desde la dirección del partido para mantenerse alerta con las primarias en la comunidad, que finalizarán el próximo lunes.

«Combinando el hecho de que la dirección estatal está a ciegas en Andalucía, y el hecho de que la manera de funcionar de anticapitalistas en otros territorios es muy parecida a lo que está haciendo Teresa Rodríguez, genera preocupación respecto a la hoja de ruta que está siguiendo anticapitalistas en Andalucía, que podría suponer una desconexión de la organización andaluza respecto al resto del proyecto estatal, y de dilución de Podemos Andalucía en un nuevo espacio controlado por anticapitalistas», afirman fuentes de la dirección.

En algunos sectores de Podemos tienen muy presentes las actitudes que han adoptado miembros de esta corriente en otros territorios, y comienzan a atar cabos que revelan una cierta tendencia de los anticapitalistas a, en caso de conflicto con las otras corrientes, buscar su espacio político en estructuras paralelas a Podemos, aunque, de momento, estas estructuras casi nunca llegan a constituirse en partidos.

Aunque la dirección estatal de Podemos rechaza por el momento asegurar que los anticapitalistas quieren conformar una suerte de espacio político fuera de la formación, sí que afirman ser conscientes de que el caso andaluz tiene más que similitudes con lo que sucede en otros lugares como Navarra o Castilla-La Mancha, donde hay sospechas de que los anticapitalistas están planteando nuevas marcas con las que concurrir a las próximas elecciones.

Teresa Rodríguez
Teresa Rodríguez - EP

En Madrid, esta corriente se desmarcó de las primarias que ganó Íñigo Errejón y protagonizó reuniones y actos con otras plataformas y partidos ajenos a Podemos para explorar posibles alianzas, aunque finalmente no se logró crear un espacio formal con el que concurrir a las autonómicas.

Descentralizarse o separarse

Uno de los ejemplos paradigmáticos es el de Cataluña. El ex secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin, tras dejar la formación por sus discrepancias con Pablo Iglesias, creó el partido Som Alternativa, al que ha logrado atraer a miembros críticos con la dirección estatal. Fachin comparte con Teresa Rodríguez la denuncia del excesivo control e intervención que a su juicio se hace desde Madrid a los diferentes direcciones autonómicas del partido.

«Espero que Teresa Rodríguez pueda seguir construyendo un proyecto impermeable a las imposiciones de Madrid que tanto daño hacen a ese Podemos nacido del manifiesto «Mover Ficha». Un Podemos respetuoso con los pueblos y sin injerencias», escribió Fachin en Twitter a cuenta de las primarias de Podemos Andalucía.

Pero también hay voces más allá de los que sospechan de una suerte de «espantada» de los anticapitalistas encabezada por Rodríguez y su periplo andaluz. Algunos miembros del partido circunscriben todos los movimientos de la líder de Podemos Andalucía a una estrategia de «tensar la cuerda» para garantizarse su victoria en las primarias y más autonomía para su dirección. Estas mismas personas apuntan a que la dirección puede alertar sobre esta cuestión para restar credibilidad a la candidatura de Rodríguez. Pase lo que pase, la primera prueba pasa por Andalucía.