Giovanni Castellucci (Atlantia), Florentino Pérez (ACS) y Marcelino Fernández (Hochtief), al anunciar la opa conjunta
Giovanni Castellucci (Atlantia), Florentino Pérez (ACS) y Marcelino Fernández (Hochtief), al anunciar la opa conjunta - IGNACIO GIL

ACS y Atlantia atan un crédito de 10.000 millones para financiar su opa sobre Abertis

El Santander, BBVA, Caixabank y Bankia son las entidades españolas entre la treintena de bancos que financiarán la adquisición

MADRIDActualizado:

ACS y Atlantia han conseguido ya la financiación necesaria para sufragar su oferta pública de adquisición (opa) por el 100% de Abertis. Las dos compañías han cerrado un crédito sindicato con una treintena de entidades financieras, entre ellas las españolas Santander, BBVA, Caixabank y Bankia, por 10.000 millones de euros, según informa Europa Press citando fuentes del sector. Este dinero les permitirá abonar los 18,36 euros por cada acción del grupo de concesiones que han ofrecido a sus actuales accionisas, importe que pagarán íntegramente en efectivo y que eleva el valor de la compraventa hasta los 18.181 millones de euros.

La transacción, anunciada el pasado mes de marzo y con la que se ha puesto fin a la guerra de opas entre el grupo presidido por Florentino Pérez y la compañía controlada por la familia italiana Benetton, permitirá crear uno de los líderes mundiales en el sector de las infraestructuras. El crédito sindicado, del que aún está por determinar qué importe aporta cada uno de los bancos participantes, es uno de los mayores firmados en la historia empresarial, lo suscribirá la sociedad instrumental creada por los dos socios y que se hará con Abertis. Esta nueva sociedad estará participada al 50% más una acción por Atlantia, al 30% por ACS y al 20% por Hochtief, filial de ACS y compañía que será la encargada de lanzar la opa.

ACS y Atlantia ya han acordado aportar capital por entre 7.000 y 8.000 millones a esta sociedad, de forma que requieren esa financiación adicional de 10.000 millones para abonar la opa. Este préstamo se estructurará en dos tramos: uno a corto plazo de 7.000 millones y un segundo a largo plazo de 3.000. Las compañías prevén pagar el primero acudiendo al mercado de capitales con emisiones de bonos y con el dinero que se embolsen con la venta de activos como el 29,9% de Cellnex (1.489 millones) y el 57,05% de Hispasat (656).