Florentino Pérez, Giovanni Castellucci y Marcelino Fernández - IGNACIO GIL

ACS y Atlantia aseguran que la sede de Abertis seguirá en España

Prevén que la nueva opa conjunta sobre la concesionaria esté lista en seis semanas

Actualizado:

Un acuerdo "para toda la vida" y que, en ningún caso, "troceará" Abertis. Así definió ayer el presidente de ACS, Florentino Pérez, el pacto alcanzado en las últimas horas con la italiana Atlantia para repartirse la concesionaria española. Una alianza que no solo evitará una guerra de opas, sino que también permitirá crear "el líder mundial indiscutible del sector de las infraestructuras".

Fuentes conocedoras de la operación señalan que esta se cerrará en menos de seis semanas. Una vez que Atlantia se retire de la pugna, "automáticamente" Hochtief anunciará la nueva propuesta conjunta con sus socios, ACS y el grupo italiano.

Ayer, Florentino Pérez destacó que esta fórmula permitirá que Abertis "seguirá siendo española" tras su venta, es decir, que mantendrá su sede social en Madrid. Un condicionante que garantiza el beneplácito del Gobierno al acuerdo. "Vamos a estar muy interesados en seguir participando y seguir siendo líderes en nuestro país", señaló el presidente de ACS. "Siempre hemos respetado a los gobiernos de cualquier país", añadió por su parte el consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci. No hay que olvidar que el Ejecutivo llegó incluso a pedir a la CNMV que tumbara la oferta de la italiana porque no había pedido su autorización en la operación. Un "proceso diferente, según Castellucci, fue el que provocó el veto del Gobierno italiano a la compra de la compañía con sede en Roma por parte de la Abertis hace poco más de una década.

Respecto al consejo de la sociedad instrumental que se hará con la concesionaria –participada al 50% más una acción por Atlantia, al 30% por ACS y al 20% por Hochtief–, este estará compuesto, en principio, por un presidente propuesto por el grupo constructor español y un consejero delegado designado por la italiana, si bien puede que al final solo haya un único ejecutivo en la figura de un presidente. "No hemos hablado de nombres", aseguró ayer Florentino Pérez, que dejó caer que algunos directivos de la actual Abertis "podrían continuar" en la nueva sociedad.

Según adelantó ABC, la intención de la compañía controlada por la familia Benetton es que el nuevo consejo cuente con nueve "sillones", de los cuales cinco serían escogidos por la empresa italiana. "Todas las decisiones se tomarán de forma conjunta", se limitó a señalar Pérez.

Quien parece no tener cabida en la nueva Abertis es Criteria, el "holding" de La Caixa que, con un 21,5% de la concesionaria es actualmente su accionista mayoritario. La reformulación de la opa de Hochtief elimina el canje de acciones y supedita la oferta por completo al pago en efectivo. Además, plantea ejercer el derecho de venta forzosa o excluir a la compañía del mercado si alcanza el 90% del capital. Posibilidades que dejan fuera de la ecuación al "holding", que públicamente ha asegurado que no se pronunciará sobre la nueva propuesta hasta que no conozca todos sus términos. Ayer, Florentino Pérez señaló que, aunque no ha mantenido contactos con Criteria, da por hecho que tiene "la intención" de vender su participación, lo que se traduciría en un ingreso de 3.900 millones de euros.

200.000 millones

Otra de las cuestiones que quedan abiertas es la referente a la financiación bancaria a la que accederá la compañía alemana. Desde la empresa destacan que la intención es "mantener una parte" del crédito sindicado que firmó con 17 bancos hace unos meses, valorado en 15.000 millones.

En el aspecto operativo, queda pendiente ver cómo impactará el vencimiento de varias concesiones de autopistas de peaje en la nueva Abertis. Para sortear el impacto que supondrá este hecho en las cuentas del grupo, el presidente de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes, recordó ayer que la firma competirá por una cartera de proyectos valorada en 200.000 millones.